Proponen Escuela de Cerámica

ESTUDIAN PROYECTOS PARA ACTIVAR EL EDIFICIO DEL MOLINO

En la reunión también se abordó la posible apertura de las calles Centeno y Cervantes dentro del predio que ocupa el edificio, para así lograr una más fluida comunicación e integración del mismo con los barrios linderos.
El viejo y enorme edificio de lo que fue el Molino Werner de Santa Rosa sigue generando discusión: cómo conservarlo y, a la vez, darle una utilidad para la ciudad. Para debatir los posibles pasos a dar se reunió el pasado viernes la Comisión Municipal Honoraria de Defensa del patrimonio Arquitectónico y Natural de la capital pampeana.
En ese encuentro, del que formaron parte distintas instituciones sociales y civiles de la ciudad, estuvo el viceintendente Jorge Domínguez, el secretario de Educación, Cultura, Turismo y Empleo, Gabriel Gregoire, el secretario de Obras y Servicios Públicos, Mario Cortina, el director de Obras Particulares, Claudio García, y concejales de distintos bloques.
Uno de los debates fue acerca del proyecto de instalación de la Escuela Municipal de Cerámica en un sector del antiguo edificio del Molino Werner. En ese sentido, se analizaron los planos y la documentación presentada en el marco de la primera reunión de la Comisión, para tratar las sugerencias aportadas por las instituciones que la integran, según informó prensa del municipio.
Entre las propuestas realizadas por las distintas ONG, se remarcó la intención de reducir al mínimo posible las eventuales modificaciones o intervenciones sobre la fachada y estructura del edificio, y que se trate de conservar lo mejor posible los pisos, techos y aberturas originales del antiguo Molino.

Seguridad.
También se pidió especialmente que la instalación de la Escuela Municipal de Cerámica se haga tomando en cuenta con mucho énfasis las normas de seguridad e higiene de las personas que asistirán a la actividad.
Según Gregoire, las instituciones participantes de la comisión expresaron “su beneplácito” con el hecho de que después de tanto tiempo se comience a darle un uso a las instalaciones del Molino Werner. algo que “contribuirá a evitar que el edificio se continúe deteriorando y a reducir las posibilidades de que se registren más hechos de vandalismo o saqueo en el lugar”.
En la semana se elevará el proyecto a la Comisión de Patrimonio Provincial dado que es dicho organismo el que tiene el poder de policía y la potestad de dar o no autorización, por tratarse el Molino de un bien declarado Patrimonio Provincial.

Calles.
Otro de los puntos analizados en la reunión tuvo que ver con la apertura de las calles Centeno y Cervantes dentro del predio que ocupa el edificio, para lograr una más fluida comunicación e integración del mismo con los barrios linderos.
En ese sentido, desde la secretaría de Obras Públicas se informó que antes de concretar la apertura de la calle Centeno, se debe tomar una determinación respecto a qué hacer con la estructura de la antigua y deteriorada torre que sostiene el tanque de agua potable del molino, dado que su actual estado significa un potencial riesgo para el paso de peatones o vehículos por las inmediaciones.
Ante esta situación de seguridad se convocó a un ingeniero para que realice los informes técnicos correspondientes y así, en la próxima reunión de la Comisión, en diciembre, se puedan informar los presupuestos que se determinen en cuanto a la realización de obras de mantenimiento y preservación, o bien para llevar adelante una demolición controlada del tanque, que no afecte las demás estructuras del lugar.

Autódromo.
Otro de los temas que quedó planteado para ser analizado la próxima reunión fue la solicitud efectuado por la entidad propietaria del Autódromo Ciudad de Santa Rosa (ubicado sobre la Ruta Nacional 5), de que se le brinde una autorización para parcelar dicho predio.
Gregoire expresó que antes de que el municipio pueda tomar cualquier decisión sobre dicha solicitud, requiere previamente que la Comisión Honoraria Municipal de Patrimonio analice la iniciativa y elabore un informe al respecto.

Compartir