Proponen un subsidio para inundados

EL FREPAM PIDE USAR 31 MILLONES DE DOLARES QUE RECIBIO LA PROVINCIA POR AREAS PETROLERAS

Los diputados Ricardo Consiglio y Abel Sabarots (Frepam) presentaron un proyecto de ley para que el gobierno pampeano subsidie a todos los propietarios de los campos inundados y declarados en emergencia o desastre agropecuario, solventado la medida con los 31,2 millones de dólares que recibió la Provincia a partir de la adjudicación de dos áreas petroleras.
El subsidio precisamente alcanza al impuesto Inmobiliario Rural sobre las explotaciones agrícolas y ganaderas de los Departamentos Realicó, Chapaleufú, Maracó, Trenel, Quemú Quemú, Catriló, Rancul y en parte los Departamentos Conhelo, Capital y Atreucó, declaradas en emergencia o desastre agropecuario por excesivas precipitaciones.
Para financiar la medida, los legisladores opositores pretenden que se utilicen los casi 550 millones de pesos que representan los bonos de ingreso -que se plantearon en la licitación por pedido del Frepam- a las áreas Medanito SE y Jagüel de los Machos que recibió la Casa de Gobierno, que depositaron las empresas Ribeiro y Oil Stone (conforman una UTE) y Petroquímica Comodoro Rivadavia.
Los diputados señalaron, además, que el monto aproximado que recauda La Pampa por el impuesto inmobiliario básico rural y urbano llega a 485 millones de pesos, y con esta idea solo se subsidiaría el impuesto rural.

Inundaciones.
Al fundamentar la iniciativa, destacaron que “las inclemencias climáticas que padece la Provincia, se han agravado durante estos últimos tiempos, en razón de las intensas precipitaciones y fuertes temporales registrados en el territorio pampeano, y múltiples inmuebles rurales se encuentran perjudicados”.
“El acceso a los campos se ve reducido por las rutas y caminos anegados por los temporales. Por la cantidad de lluvia, los suelos están saturados, lo que genera escurrimiento de agua sin la posibilidad de absorción y ello lleva a la afectación de los bienes de muchas familias que viven en las zonas rurales y de la producción de los campos”, agregaron.
Consiglio y Sabarots advirtieron que la Ley de Presupuesto 2017 de La Pampa prevé una recaudación de 448 millones de pesos aproximadamente por todo concepto de impuesto inmobiliario, y los fondos petroleros que acaba de recibir la Provincia no tienen un destino específico, por lo que consideraron que “resulta sobradamente suficiente para efectuar el subsidio que proponemos”.
“La iniciativa tiene un común denominador que comprende el grave perjuicio que han sufrido las familias y empresas pampeanas azotadas por las intensas lluvias y tormentas, ocasionando deterioros de diversa índole, y gran cantidad de suelos productivos, trayendo innumerables consecuencias en materia social, sanitaria y productiva”, manifestaron.