Quejas por ratas

SALA DE APICULTURA ABANDONADA

Vecinos de Colonia Escalante Sur están muy molestos por la invasión de ratas que vienen sufriendo desde hace más de un año. La causa principal de la proliferación de roedores es una planta extractora de miel que se encuentra abandonada en la esquina de Luther King y Sergio López. Ayer un equipo de LA ARENA recorrió el lugar y observó el estado calamitoso del predio en el que además -cuentan los vecinos- hay víboras.
“Ya no sabemos qué hacer. En mi caso, opté por poner trampas para zorros con cebos de carne. Cada tanto suele caer alguna rata. Son animales grandes, llegan a medir más de 25 centímetros de la cabeza a la cola”, dijo Gerardo Lambretch, dueño de un taller mecánico a escasos 30 metros de la entrada a la planta abandonada. Otros vecinos optaron por poner veneno, sin embargo no tuvieron buenos resultados. Las ratas siguen apareciendo.
El mecánico agregó además que las ratas suelen colarse en todos los rincones y que han tenido crías adentro de su terreno. Mientras estaba siendo entrevistado por este diario, Gerardo quiso mostrar que los roedores solían meterse en los motores de los vehículos. Así fue: cuando abrió el capó de una Ford vieja, una rata asomó el hocico muy cerca de el depósito de agua. “Queremos que vengan a limpiar este terreno. No podemos seguir soportando esta mugre. Las ratas traen muchas enfermedades”, concluyó Gerardo.