Reclaman por ruidos molestos

Un grupos de vecinos del centro de esta ciudad le envió una nota al intendente de Santa Rosa, Leandro Altolaguirre, denunciando a un local comercial por ruidos molestos. “Solicitamos al intendente, y a quien corresponda en el área, tengan a bien hacer cumplir las ordenanzas vigentes correspondientes a ruidos molestos y espectáculos públicos que este espacio transgrede ocasionando perjuicios a los vecinos de manzana comprendida entre (las calles) Quintana, Avellaneda, Mansilla y Pellegrini”, dice la misiva firmada por una veintena de personas.
En ese sentido, explicaron que “los volúmenes de música utilizados sumado, en algunas oportunidades, a la apertura de aberturas que dan hacia el patio trasero del pulmón de manzana por donde se fuga toda la música y el ajetreo del interior; el ruido del funcionamiento permanente de enormes extractores, el manejo de la estiba y desestiba de mercadería usada (bebidas) en el patio, tarea que, al igual que la música es hasta casi las 6 de la mañana, las conversaciones, gritos y hasta peleas con vecinos circundantes hacen insostenible el buen descanso durante casi toda la semana, exceptuando el lunes que está cerrado”.

Reclamos.
Por otro lado, indicaron que han realizado los reclamos pertinentes pero nada ha cambiado. “Hemos hecho incesantes llamadas telefónicas a la Oficina de Reclamos Municipales e incluso al 101 cuando ha habido discusiones e incluso burlas hacia quienes reclamaban con enojo más que justificado pero todo sigue igual como si nadie se quejara”, sostuvieron.
Sin embargo, indicaron que “sabemos que corren tiempos difíciles económicos y lejos estamos de entorpecer una actividad comercial (y por ende al barrio), pero queremos como vecinos ser respetados tanto por el municipio oyente de nuestros reclamos y tomando medidas del caso; como por los dueños del lugar que hace caso omiso de lo que hasta ahora se ha reclamado informalmente, siempre esperando una buena respuesta y un cambio de actitud en honor a la buena vecindad”, añadieron.
“Esperamos una pronta respuesta porque sabemos que en realidad es un problema fácil de solucionar, mucho más fácil que cualquiera de los otros miles que aquejan al municipio. Es cuestión solo de hacer cumplir las reglas y controles, poniendo en ejercicio los derechos de los vecinos que pagamos nuestros impuestos para que así sea, caso contrario, nos obligan a pensar que hay maniobras que están entorpeciendo nuestro pedido y favoreciendo a otros”, concluyeron los denunciantes.

Compartir