Reunión del Parlamento Patagónico

El Parlamento Patagónico, que reúne a legisladores de todas las provincias patagónicas, se desarrollará entre mañana y el viernes en Santa Rosa y los diputados pampeanos aprovecharán nuevamente para insistir con la modificación de la barrera sanitaria que permita a La Pampa vender asado al sur del río Colorado.
“Los planteos pampeanos van a apuntar al desarrollo regional, la integración de las provincias, la política territorial, asuntos económicos y ríos, entre otros temas, pero esos son los principales”, manifestó el diputado radical Fernando Perelló, al ser consultado por LA ARENA.
Un tema central que los diputados provinciales volverán a plantear el levantamiento de la barrera sanitaria que impide pasar carne con hueso plano hacia el sur del río Colorado. “Seguiremos luchando por el levantamiento de la barrera, porque es un tema pendiente que tiene La Pampa y que se nos está negando”, agregó.
El presidente de la comisión de Parlamento Patagónico de la Legislatura pampeana destacó que “fueron invitados los vicegobernadores de todas las provincias que integran la zona patagónica, lo que genera un tinte más institucional, y fortalece la región”, según Perelló.

Resistencia.
Lo cierto es que La Pampa planteará por segunda vez en este año la apertura de la barrera que impide vender asado al sur, después del reclamo realizado por la delegación que encabezó el vicegobernador Mariano Fernández durante la reunión realizada en Chubut entre el 2 y 3 de junio.
“Está científicamente comprobado que el ingreso de hueso plano no significa una amenaza al status sanitario, ya que no se lo considera un medio apto para el alojamiento del virus, y la habilitación evitará el contrabando y el riesgo de aparición de focos de aftosa”, dijo Fernández en aquel momento ante los legisladores patagónicos.
Por ahora, la principal resistencia a la postura pampeana es del gobierno de Río Negro, mientras que La Pampa exige al Senasa una respuesta formal al pedido de levantamiento de la barrera sanitaria, que para el vicegobernador Fernández es “inconstitucional”.

Compartir