Río Atuel: “El primer round es para La Pampa”

ADMITE MENDOZA

A más de una semana de conocerse el dictamen, recién ayer un medio de comunicación mendocino dio cuenta del dictamen de la Procuración General de la Corte Suprema que opinó que la demanda pampeana del año 2014 por el río Atuel no representa la “cosa juzgada” que planteó esa provincia. “Se viene el juicio”, reconoció el fiscal de Estado mendocino, Fernando Simón.
“Mendoza no empezó bien en el camino para ganar a La Pampa la demanda que ésta hizo por el uso de las aguas del río Atuel”, informó ayer Los Andes, el principal diario mendocino, sobre el fracaso del primer intento por desarticular el juicio que La Pampa planteó en el año 2014. “La primera instancia de la defensa, que incluía presentar ‘excepciones’ para impedir un juicio ante la Corte Suprema de la Nación, resultó negativa”, acotó el periódico.
“Es que la Procuración General de ese Tribunal rechazó esa defensa y sus excepciones y, por lo tanto, promovió que la próxima instancia sea, precisamente, el juicio. El dictamen de la procuradora subrogante, Laura Monti, fue emitido el pasado 7 de junio, pero recién se conoció en las últimas horas”.
En realidad, el dictamen se conoció la semana pasada, aunque los medios mendocinos prefirieron ignorarlo. De hecho, el tema fue la cabecera de primera página de la edición del miércoles pasado.

“Se viene el juicio”.
Tras conocerse este dictamen de la Procuración General, el fiscal mendocino Fernando Simón minimizó el festejo pampeano y consideró que “se trata de una resolución lógica, pero no es para tanto”. Reconoció no obstante que “se viene el juicio”.
“Ahora empieza todo”, resumió el fiscal, en referencia a que la instancia anterior era tratar de evitar el juicio, algo que no se logró.
Según recordó Los Andes, en agosto de 2015, Mendoza presentó su defensa a la Procuración. Desde un principio argumentó “la incompetencia” de la Corte en este tema, por considerar que es una causa judicial “típicamente interjurisdiccional”. Sostuvo que la resolución del litigio correspondía a los Estados locales y no al Gobierno federal, porque se corre “riesgo de afectar la autonomía provincial”.
Además, planteó varias “excepciones” a la demanda. Entre ellas que la situación era “cosa juzgada”. En base al artículo 30 de la Ley General del Ambiente consideró que en el reclamo pampeano hubo “falta de legitimación activa”, ya que antes hubo quien interpusiera una demanda similar.
También argumentó una “falta de legitimación pasiva”, ya que Mendoza no tiene responsabilidad en las afectaciones pampeanas, que derivan de “omisión de políticas públicas” de esa provincia y del Estado nacional.

Rechazo.
La Procuradora Monti rechazó estos argumentos y, en primer lugar, aseguró que la Corte Suprema sí es competente en este caso, “como medio de garantizar la paz interior” para resolver la querella.
Además, la procuradora rechazó las excepciones planteadas. Sobre si es “cosa juzgada”, se basó en el Código Procesal, Civil y Comercial de la Nación, para determinar que es necesario examinar esta contienda y la de 1987, para saber si realmente es así.
Sobre la “falta de legitimación activa”, refutó el amparo mendocino en la Ley de Ambiente, considerando que como la Corte actuará, no hay límites ni ampliaciones de ninguna ley que no sea la Constitución nacional para intervenir.
Finalmente, sobre la “falta de legitimación pasiva”, dejó librada a la decisión de la Corte la solidez de esa excepción.
La procuradora Monti también respaldó el planteo que un abogado pampeano, Miguel Palazzani, realizó sobre idéntico tema pero desde otra posición. Consideró -en contra de lo opinado por Mendoza-, que para exigir su derecho a un medio ambiente sano no necesita vivir a la vera del río.
“Con esto, ahora Mendoza deberá preparar su defensa, pero para el juicio que se viene”, concluyó Los Andes.

“Un desierto inundado”
En pos de aportar argumentos a la posición mendocina, el diario Los Andes remarcó el hecho de que el mismo territorio que La Pampa denuncia como desertizado culpa de esa provincia, ahora es escenario de una inundación que ha llegado al extremo provocar la muerte de una persona. “Parece increíble pero, en las últimas semanas, las zonas que La Pampa reclama que sean irrigadas por el Atuel, Algarrobo del Aguila y Santa Isabel, han sufrido inundaciones”, informó el diario, señalando que la causa está en la gran cantidad de lluvias que ha habido en los últimos meses.

Compartir