“Siento impotencia de no poder hacer nada por ella”

EL DIPUTADO EDUARDO TINDIGLIA VISITO A MILAGRO SALA EN JUJUY

El diputado del Frente Pampeano para la Victoria, Eduardo Tindiglia, visitó el norte argentino junto a referentes de Nuevo Encuentro de todo el país y durante tres días ingresaron en diferentes grupos a visitar a Milagro Sala, la dirigente social que se encuentra presa en el penal Alto Comedero desde principios de año.
“A Milagro no le perdonan haber diseñado un sistema de construcción de casas mucho más eficiente, 50% más económico, cuatro veces más rápido que el sector privado y por si fuera poco, a partir de la generación de un sistema cooperativo y solidario. Donde la mano de obra es la de la misma gente que luego se vuelve beneficiaria”, expresó el diputado en un comunicado de prensa.
“Es que al eliminar el circuito de intermediarios dejaba afuera del negocio a los contratistas del Instituto de la Vivienda Provincial, a cargo de Walter Morales, hermano del gobernador. Y eso tiene su costo: hoy, la cárcel. Es inconcebible, para el reaccionario gobierno radical jujeño, que una coya, negra, mujer y pobre, se atreva a desmantelarle sus negocios”,agregó Tindiglia.

Medios.
Sobre la visita al penal, el legislador dijo que “a contramano de lo que nos quieren hacer creer los medios hegemónicos, (Milagro Sala) no tiene ningún tipo de privilegios” y que “es riguroso el cumplimiento con el horario de visitas”.
“La ‘condición’ para el ingreso es que no llevemos nada encima, solo se permiten ‘papeles’, entiéndase textos, cartas, fotos, dibujos, y, con suerte, algún libro puede llegar a sortear los controles. Ni pensar en biromes, celulares o cámaras fotográficas, que podrían revelar las pésimas condiciones de detención en las que se encuentra Milagro y las demás mujeres del penal”, añadió.
“Ya son más de once las mujeres dirigentes de la Tupac que se encuentran detenidas en el penal. Tienen prohibido dialogar entre ellas y han organizado los recreos, de manera que no puedan compartir esos momentos fuera de sus celdas. Las saben mujeres fuertes y resistentes, con capacidad de organización y lucha contra las injusticias. Las saben tan fuertes que las mantienen aisladas”, describió el diputado.

Antes y después.
“La visita a Milagro marca un antes y un después en la vida de cualquiera que vaya a verla. Seguramente pasará encerrada algún tiempo más, el suficiente, hasta que Morales haya podido desarticular su organización. ¿El motivo de su detención? (…) darle dignidad a los pobres en una provincia gobernada por los ricos; darle a los pobres lo que cualquier ser humano merece: salud, trabajo y educación”, reflexionó Tindiglia. Y concluyó: “La oficial que requisa insiste: ‘Tindiglia, diputado provincial ¿de qué provincia?’. ‘La Pampa’, le respondo. Es en este momento cuando más siento la impotencia de no poder hacer nada por ella”.

Compartir