Socialistas contra el PRO

El PS ratificó su apuesta por el Frente Amplio Unen y por la precandidatura presidencial del santafesino Hermes Binner. Durante el encuentro también hubo fuertes críticas para el gobierno nacional.
Después de varios días de declaraciones cruzadas y especulaciones, el Partido Socialista salió a plantear su postura y, como se esperaba, mostró una fuerte oposición a que el frente que integra con la Unión Cívica Radical (UCR) y el Fregen sume al diputado nacional Carlos Mac Allister, el hombre fuerte del PRO en La Pampa.
El Socialismo se reunió en su Congreso provincial el pasado sábado en las instalaciones del Sindicato de Luz y Fuerza, en esta ciudad. Allí, los principales referentes abordaron las posibles alianzas de cara a las elecciones de 2015 y dejaron en claro que no quieren al Propuesta Federal (el frente de Mac Allister que responde al PRO de Mauricio Macri) entre sus filas, tal como dejaron entrever algunos sectores radicales.
El PS, en cambio, sí se mostró a favor de sumar fuerzas políticas "con contenido progresista e innovador", al tiempo que se mostraron su respaldo a la candidatura presidencial del ex gobernador santafesino Hermes Binner.
El comunicado dado a conocer ayer expresa: "Ratificar la integración del Frente Pampeano Cívico y Social como herramienta electoral y de gobierno. La necesidad de seguir construyendo, ampliando el Frepam con contenido progresista e innovador. Convocar a pampeanos y pampeanas a conformar este espacio de centroizquierda para confrontar con aquellos que intentan perpetuar planteos que han sumido a nuestra geografía en un espacio privilegiado para unos/as pocos/as, negando igualdad de oportunidades para todos/as".

Sucesión.
El objetivo del socialismo es apoyar el Frente Amplio Unen en detrimento del PRO. "El Frente Pampeano Cívico y Social es precisamente uno de los exitosos antecedentes que, junto al Frente Progresista de Santa Fe y al Unen de Ciudad Autónoma, entre otros, asume el Frente Amplio Unen que se ha constituido a nivel nacional para disputarla sucesión del gobierno nacional en el 2015".
Con esa postura, las críticas apuntaron hacia el Gobierno nacional. "Se renueva así la esperanza para que concluya la década kirchnerista y dé paso a un gobierno que lleve adelante una propuesta que garantice en nuestro país abandonar el populismo, el bastardeo del debate ideológico, el autoritarismo en la gestión, la corrupción en innumerables áreas del gobierno y se pueda avanzar en la reforma tributaria pendiente, el fortalecimiento de las pymes como modelo generador de trabajo, la ampliación de áreas para la inserción de la economía social, la transparencia en la ejecución de políticas y del gasto público, el respeto y profundización del federalismo".
El Congreso fue presidido por Martín Ussei y estuvieron, entre otros, el diputado provincial Luis Solana, el concejal santarroseño Guillermo Di Liscia, Carlos Rolero y Aníbal Ambrogetti, de General Pico, la concejala de Eduardo Castex, Carmen Rajo, Edgardo Gigena, integrante del Sitrasap, el Secretario General del PS, Adrián Peppino, y representantes de varias localidades, referentes del movimiento de mujeres, de la Juventud Socialista y universitarios.

"Ineficiencia y tensión".
Los socialistas también emitieron duras críticas contra el gobierno provincial, al que acusaron de "ineficiencia en garantizar derechos humanos básicos como la salud y la educación, la desconsideración a las entidades cooperativas y de la economía social en el acceso a nuevas áreas, el mantenimiento de la confrontación con los trabajadores públicos, sometiéndolos al ajuste y pérdida del valor adquisitivo de su salario, la nula transparencia en la ejecución del gasto y la negativa del acceso a la información pública, y la tensión en la división de poderes".