Sorpresa en Casa de Gobierno por la privatización del Acueducto II

“No es lo que veníamos hablando”, sostuvo ayer el ministro de Obras Públicas de la provincia, Julio Bargero, al revelar que la Provincia no tenía conocimiento de la intención de Nación de incorporar a actores privados en la construcción del segundo tramo del Acueducto del Río Colorado. “Para nosotros es algo nuevo”, refrendó el ministro.
El inicio de la construcción del Acueducto II, como sintéticamente se conoce a la extensión hacia el norte de la obra que abastece a 16 localidades pampeanas, sigue siendo complicada. En los años anteriores la obra se licitó pero nunca avanzó más allá de ese punto, y el gobierno actual decidió anular aquello y volver a fojas cero. Todo ello de la mano del gobierno nacional, única posibilidad de financiar una obra de esta magnitud.
En nuestra edición de ayer se conoció una movida del gobierno nacional para financiar esta obra, y otras de gran magnitud, que no estaba en conocimiento de las autoridades provinciales y que, a tenor de la información registrada, causó sorpresa en la Casa de Gobierno pampeana.
Según la información publicada por El Cronista, la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación que conduce Pablo Bereciartúa se encuentra próxima a lanzar un “llamado internacional de expresión de interés” con el objetivo de convocar a empresas interesadas en integrarse en la construcción de obras bajo la modalidad de la participación público-privada. Lo haría al amparo de la ley 27328, sancionada a fines del año pasado, que propicia la construcción de infraestructura a través de la participación público-privada.
El llamado comprendería veinte obras hídricas que requieren de una inversión del orden de los 4.000 millones de dólares. Una de ellas es el segundo tramo del Acueducto Río Colorado -es decir, desde Santa Rosa hacia el norte- y otra que interesa mucho a los pampeanos, que es la represa de Portezuelo del Viento, en provincia de Mendoza.

“No sabíamos”.
“Con el tema del Acueducto estamos trabajando en firme desde el año pasado”, comentó a LA ARENA el ministro pampeano de Obras Públicas en una comunicación telefónica por esta novedad. “Después que rescindimos empezamos a hablar con el Enohsa para volver a licitarla. Uno de los pasos claves es conseguir que la obra entrara en el Presupuesto (nacional) y eso se consiguió”, detalló.
Merced a las gestiones oficiales y de legisladores, el Acueducto ingresó en el Presupuesto y en su totalidad. Se planteó una financiación “que se extendería en 3 ó 4 ejercicios”, recordó Bargero. “El monto que se puso en octubre del año pasado es de 1.900 millones de pesos”, precisó.
A partir de ese momento comenzó “otra discusión”, recordó el titular de Obras Públicas, relacionada en este caso con la participación financiera de cada parte. “Ellos (el Enohsa) querían que nosotros pusiéramos el 30 por ciento del monto total”, una cifra de enorme magnitud que no está al alcance de la provincia.
“Ahí se paró todo. Teníamos todo listo para licitar pero cuando empezamos con esta discusión, nos quedamos ahí. Nosotros hablamos con Bereciartúa y el gobernador (Carlos Verna) habló con (el ministro del Interior, Rogelio) Frigerio”, pero no pudimos resolver el problema”.
“Esto que se conoce ahora es algo nuevo para nosotros”, reiteró Bargero. “Yo no tenía conocimiento de eso. La idea siempre fue que lo licitaba Nación y lo inspeccionaba Nación, o podíamos inspeccionarlo nosotros como hicimos con el primer tramo, pero nunca se habló de lo otro”.
“He leído esto que se publicó, pero desconozco cuál es la idea de Nación”, remarcó el funcionario, que estimó que ante esta novedad, el propio gobernador se pondrá en contacto con las máximas autoridades nacionales para pedirles explicaciones. “Verna habla seguido con Frigerio, así que supongo que le planteará este tema”, estimó Bargero.
“No tengo en claro cómo es el sistema que quieren aplicar, pero no es lo que se venía hablando”, reiteró.