Subió 7% consumo eléctrico

DATOS DE ABRIL CORRESPONDIENTES A LA PAMPA

El consumo de energía eléctrica en abril último aumentó 7 por ciento en La Pampa, por encima del 4,5 por ciento promedio, comparado con el mismo mes de 2014, con temperaturas en promedio más elevadas que la media histórica del período, particularmente en el Area Metropolitana de Buenos Aires, informó la Fundación Fundelec.
Abril registró así la demanda neta total del Mercado Eléctrico Mayorista más importante de ese mes en el último lustro (2010-2015) con 10.028,1 gigavatios hora (GWh) y un crecimiento acumulado en el primer cuatrimestre del año de 6,6 por ciento. En abril de 2015, la demanda neta total del MEM fue de 10.028,1 GWh, mientras que en el mismo mes de 2014 había sido de 9.598,8 Gigavatios hora, de lo cual resulta el incremento interanual de 4,5 por ciento.
Dado que marzo suele ser un mes de mayor consumo eléctrico que abril, el informe reveló que abril contra el mes previo (11.547 GWh) arrojó una merma intermensual de 13,2 por ciento. En cuanto al consumo de electricidad por provincia, en abril se registraron descensos en los requerimientos al MEM en las empresas bonaerenses EDEN (4 por ciento) y EDES (1 por ciento), mientras que en Formosa se mantuvo el mismo nivel de consumo en la comparación interanual.

Subas.
En tanto, 24 empresas o provincias registraron subas en los consumos, entre ellos Santiago del Estero (19%), Tucumán (17), Santa Cruz (16), San Juan (12), La Rioja (11), Salta (10 por ciento), Neuquén, Entre Ríos y Chaco (9%), Río Negro, La Pampa y Jujuy (7%), Catamarca, Córdoba y Mendoza (6%).
La temperatura media de abril fue de 20,6 grados mientras que en el mismo mes del 2014 fue 18,6 y la histórica del mes es de 17,8 grados. Según datos globales de todo el mes, la generación térmica lideró el aporte de producción de electricidad al cubrir 71,41 por ciento de los requerimientos.
El aporte hidroeléctrico proveyó 24,49 por ciento de la demanda, el aporte nuclear sumó 3,52 por ciento, mientras que generadoras de fuentes alternativas (eólicas y fotovoltaicas) mantuvieron su producción de 0,46 por ciento del total.