Tensión en el Nación por un maletín que habían olvidado

La tensión creció cuando personas que realizaban trámites en la sede crediticia, se percataron de la presencia de un maletín sin dueño, que permanecía en el banco. Una hora después y con la intervención de la policía y bomberos, todo se aclaró: sólo lo olvidaron allí.
Momentos de incertidumbre y temor se vivieron ayer por la mañana, en la sede local del Banco de la Nación Argentina. Con la intervención de integrantes de la Policía Federal y la sección Explosivos de Bomberos, todo quedó en solo un susto: el ex diputado Santiago Giuliano había olvidado su maletín en el interior del banco.
Alrededor de las 11 de la mañana, y con el temor de que el objeto olvidado sin propietario a la vista pudiera ser explosivo, comenzó el desalojo de la sede ubicada en la intersección de la avenida San Martín y Mitre. La gente debió salir del recinto y aguardar en el exterior.
Durante aproximadamente una hora, la policía mantuvo cercada la zona y cortó la circulación de la avenida. Mientras tanto, se informaba a la gente de mantener la distancia y los que debían realizar trámites bancarios, aguardaron con el viento y frío reinante, en la vereda del frente de la entidad crediticia.
Pasadas las 12, el ex legislador escuchó los rumores de la gente que comentaba el peligro por "un maletín" y ahí se percató. Giuliano recordó que había intentado hacer un trámite pero ante la demora en la atención, salió a realizar otras diligencias y no se percato del olvido.
Cruzó la calle con dirección al banco y un efectivo policial le indicó que debía mantener la distancia. Al parecer, el ex diputado le informó que el maletín era de su dominio y que no portaba ningún artefacto explosivo.
En ese momento, le permitieron el ingreso y recuperó sus documentos y dinero en efectivo, que llevaba en su interior. Paulatinamente, tanto el personal como las personas que debían realizar sus trámites bancarios pudieron volver a ingresar, sin evitar las risas de sorna por un momento de tensión, que afortunadamente, no fue más que un olvido puntual.

Propietario
Al salir del banco, Giuliano no pudo más que reírse del hecho y reconocer su olvido. Señaló que "vine a hacer el trámite para el Procreauto, y había como veinte personas delante mío. La tramitación se ve que es larga, me fui hasta Tribunales a retirar unos expedientes y volvía; lo que no pensé era que me había olvidado el maletín", dijo sonriendo.
Agregó que "en realidad, no me había dado cuenta. Cuando vuelvo y quiero ingresar al banco a ver si me tocaba el turno, escucho que la gente comenta de un maletín y digo: uh, el boludo soy yo (sic)", espetó.
A continuación, aseguró que "no había nada explosivo en su interior, pero sí tenía una importante suma de dinero, lo que demuestra la torpeza y la ausencia de mala fe o de cualquier interés bromista. Si me lo hubiese olvidado en otro lugar, ahora estaría padeciendo un serio problema por la pérdida del dinero", argumentó.
"Me di cuenta porque la gente comentaba de un maletín y el mío no estaba, no lo tenía en el coche, ahí caí en cuenta. Ahora, por pelotudo (sic) tendré que cumplir con los requisitos de la policía o del banco; nadie había tocado nada. Había un miedo bárbaro de que fuera Al Qaeda con explosivos plásticos", comentó risueño.

Definición
Una vez que Giuliano recuperó su maletín y quedó claro que no existía ningún material explosivo, tanto los efectivos policiales como el personal de Explosivos, comenzaron a retirarse. Uno de los efectivos de la PFA informó que "sólo fue un olvido, entendemos que no hubo ninguna maldad o saña, por lo que no se le iniciará ninguna causa", afirmó el agente.