Trabajadores reclaman “un relevamiento más profundo”

PROTESTA POR AMENAZAS DE DESPIDOS EN EL INTA

Mariano Alende, secretario general de Apinta seccional La Pampa, pidió que el organismo que anuncio el “sobrante de personal” realice un análisis más pormenorizado de las actividades del INTA, Recordó que la situación es “exactamente igual a la que vivimos en los años ’90”.
La visibilización de la protesta por los posibles despidos en el Instituta Nacional de Tecnología Agropecuaria contempló ayer la realización de una radio abierta y la entrega de volantes informativos en la plaza San Martín. Hubo apoyo y acompañamiento desde otros sectores sociales y gremiales.
Mariano Alende, secretario general de Apinta, seccional La Pampa, participó de la actividad en la mañana de ayer. En diálogo con LA ARENA expresó que “tenemos información fidedigna sobre la existencia de un informe elaborado por el Ministerio de Modernización, a partir de un relevamiento que es técnicamente muy deficiente, porque en realidad, lo que hicieron ellos simplemente fue la visita a la Estación Experimental de Pergamino, a un Centro de Investigación en Castelar y a algunas gerencias en Buenos Aires, eso es solamente lo que recorrieron”.
Agregó que “a raíz de eso, establecieron un informe muy duro con el INTA, donde afirman que al organismo le sobran 750 trabajadores. Para nuestro Centro Regional La Pampa-San Luis están comprometidos los puestos de trabajo de 50 familias”.
Por esto es que “el INTA, como institución, rechaza este informe al igual que el gremio y los trabajadores. Lo que nosotros le estamos pidiendo al Ministerio de Modernización es que hagan un relevamiento más profundo de las actividades del INTA, que tiene más de 50 estaciones experimentales y cientos de agencias a nivel nacional; la dispersión territorial del INTA es enorme y este relevamiento se hizo en función de tres o cuatro lugares”.

“Faltan trabajadores”.
Alende mencionó que “(el informe) realmente es deficiente desde el punto de vista técnico y las decisiones que toma son drásticas. Queremos pedirle al Ministerio de Modernización es que se tomen un tiempo más para hacer una evaluación más profunda porque estamos absolutamente convencidos de que el trabajo de la gente del INTA tiene un alto impacto a nivel nacional y por el contrario, cuando uno habla con los extensionistas, los gerentes, los investigadores, jefes y directores; lo que se encuentra es que no sobran los trabajadores, sino que faltan, porque cumplimos un montón de tareas a amplísimos niveles y tenemos dos limitantes fundamentales: el personal y el presupuesto; y esas son las dos luchas que estamos dando hoy”.

Parálisis.
El referente gremial destacó que “si nosotros empezamos a perder compañeros y presupuesto, el INTA queda en una situación casi de parálisis; o sea, es un mecanismo en el cual a vos te van quitando recursos para que sigas trabajando, tu trabajo empieza a disminuir, la producción que vas teniendo se hace menor y después, tenés nuevos argumentos para seguir reduciendo personal. Esta es una situación exactamente igual a la que vivimos en los años ’90 y en aquel tiempo, dejó una herida enorme en la institución que no se resuelve de un momento a otro”.
Recalcó que “queremos evitar que se produzcan esos despidos y que tengamos presupuesto para funcionar acorde a las necesidades que tenemos en el territorio y de investigación”. La medida fue apoyada por trabajadores de Vialidad municipal, la CGT, personal de la UNLPam y público en general.