Tres años de prisión para extorsionador atrapado in fraganti

JUICIO ABREVIADO

Juan José Acevedo, el hombre de 31 años que extorsionó a un empleado del Banco de La Pampa para no revelarle a su mujer que mantenía una relación extramatrimonial aceptó ayer ser condenado a la pena de tres años de prisión de cumplimiento efectivo. En una audiencia que se realizó en horas del mediodía en el Centro Judicial de Santa Rosa, el fiscal Máximo Paulucci y el defensor del imputado, Luciano Di Nápoli, presentaron al juez Carlos Alberto Mattei el acuerdo de juicio abreviado y acordaron la pena: tres años de prisión de efectivo cumplimiento con declaración de reincidente (no puede acceder a la libertad condicional).
De esta manera, Acevedo pasará tras las rejas al menos dos años y medio, cuando podrá solicitar la libertad asistida. La sentencia del caso se dictará en los próximos días.
“Acevedo ya contaba con antecedentes penales. Incluso su situación procesal se complicó porque cometió delitos (y fue condenado) en los últimos 5 años. Por ese motivo no logró zafar de la cárcel”, dijo una fuente judicial a LA ARENA.

El caso.
Meses atrás una mujer comenzó una relación con Acevedo. Antes de conocerlo ella había mantenido una relación con el empleado bancario -este último casado, 52 años, con hijos-.
Aparentemente la relación entre la mujer y el bancario no estaba del todo terminada cuando comenzó la relación con Acevedo, situación que este último aprovechó para extorsionarlo: le pidió 10.000 pesos a cambio de no contarle a la madre de sus hijos que había mantenido una relación amorosa con su actual pareja.
“Cuando le pidió plata por primera vez, el hombre casado le entregó la suma temiendo que su mujer se enterara. Dos días después, el extorsionador volvió a pedirle 10.000 pesos. Fue entonces que el bancario se dio cuanta que estaba metido en una historia de nunca acabar y decidió hacer la denuncia”, dijo una fuente judicial abocada a la investigación de la causa.
El caso se resolvió el martes de la semana pasada cuando una comisión encubierta de la policía acompañó al bancario a la cita que había acordado con el extorsionador para pagarle la segunda suma de dinero. El lugar elegido fue el Automóvil Club Argentino, ubicado en Gil y San Martín, frente a la Plaza San Martín.

Compartir