Una clínica de cannabis

SE ABRIO EN LA CIUDAD DE CORDOBA

Carlos Laje, un oftalmólogo que reside en Córdoba, creó en esa ciudad la primera “Clínica del Cannabis” del país, un consultorio que ya recibió a unos 800 pacientes que padecen distintas patologías que son abordadas con el aceite que se extrae de la planta de marihuana.
“Abrí esta clínica porque hay una gran ausencia del Estado y de la comunidad médica en general. La apertura es una manera de provocar una reacción. Soy padre, soy médico y escucho cientos de historias de gente angustiada. La clínica es un espacio de contención en la que el paciente va no sólo porque quiere que escuchen cuando está en juego la vida suya o de su hijo, sino que necesita que le puedan acercar una medicina con trazabilidad. Hoy se puede importar cannabis, el famoso aceite de Charlotte, pero todavía no hay una industria nacional del cannabis medicinal, como ya la comenzaron Uruguay y Chile”, afirmó Laje respecto a su emprendimiento.
El proyecto se lleva adelante en la ex Clínica Vélez Sarsfield, ahora Fundación la Mirada: Clínica Cannábica Córdoba, donde trabaja un equipo de trabajo compuesto por profesionales con un abordaje integral sobre la salud.
El uso del cannabis medicinal es una cuestión cada vez más instalada en la sociedad argentina. El mes próximo se realizará en el Aula Magna de la Universidad Nacional de La Pampa (UNLPam) el primer seminario sobre la utilización del aceite de marihuana como tratamiento para la salud. Y no se descarta que Laje pueda ser uno de los disertantes invitados.
Laje tiene una hija a quien, a los 5 años, se le detectó un glaucoma congénito agudo, un problema grave que, si no es controlado, puede conducir a la ceguera. Luego de la operación de ambos ojos de la niña, su padre comenzó a estudiar todos los tratamientos y drogas recomendadas para esa patología. Hasta que llegó al aceite cannábico y comenzó a utilizarlo para alivio de su hija.

Patologías.
“Antes de esto, yo conocía a la marihuana como una droga, no era usuario y no la veía como opción terapéutica a ninguna patología. Pero cuando comencé a informarme, viendo el trabajo que mucha gente hizo antes que nosotros, me formé en el tema. Y yo, que tengo una maestría en Economía de la Salud y un doctorado en Ciencias de la Salud, tuve que empezar a estudiar todo de nuevo. Ahí me empecé a relacionar con especialistas, con grupos de pacientes y me sumé a redes internacionales”, contó al diario La Voz.
La clínica tiene también una modalidad puerta a puerta, ya que en un vehículo de la fundación que preside -La Mirada, dedicada a aportar soluciones oftalmológicas a pacientes de bajos recursos- también visita y recibe consultas de familias que son usuarias medicinales de cannabis.
Laje aseguró que ya atendió, en forma personal, a unos 800 pacientes que usan cannabis, y que ha recibido más de 20 mil consultas a través de su página en Facebook. También detalló que vio a pacientes de las 45 patologías en las cuales se trabaja con marihuana medicinal y que su clínica es la primera de ese tipo en América.

Compartir