Una iniciativa para proteger a los bosques nativos

EN EL MARCO DE LA LUCHA Y PREVENCION DE INCENDIOS RURALES

Una iniciativa de Martín Berhongaray (Frepam), para modificar la ley 1354 de “Lucha y Prevención de los incendios rurales”, pretende conservar el status de protección de los bosques nativos que son afectados por el fuego, “y evitar que se pretenda alterar el destinos del suelo (para cultivos intensivos, explotación maderera, etc.) con posterioridad a los siniestros”.
El párrafo que se pretende incorporar al artículo 11º bis a la Ley Provincial nº 1354, señala que “en caso de incendios de superficies de bosques nativos, cualquiera sea el titular de los mismos, no podrán realizarse modificaciones en el uso y destino que esas superficies poseían con anterioridad al incendio, de acuerdo a las categorías de conservación asignadas por el ordenamiento territorial de los bosques nativos elaborado conforme a la Ley Provincial nº 2624”.

Ecosistemas naturales.
Recordó el legislador que “la Ley Nacional 26331 definió en su artículo 2º a los bosques nativos como ecosistemas forestales naturales compuestos predominantemente por especies arbóreas nativas maduras, con diversas especies de flora y fauna asociadas, en conjunto con el medio que las rodea -suelo, subsuelo, atmósfera, clima, recursos hídricos-, conformando una trama interdependiente con características propias y múltiples funciones, que en su estado natural le otorgan al sistema una condición de equilibrio dinámico y que brinda distintos servicios ambientales a la sociedad, además de los diversos recursos naturales con posibilidad de utilización económica”.
En ese concepto se encuentran comprendidos tanto los bosques nativos de origen primario -donde no intervino el hombre-, como aquellos de origen secundario formados luego de un desmonte, y aun los resultantes de una recomposición o restauración involuntarias.

Las bondades.
Señala Berhongaray que “una de sus mayores bondades consiste en conservar la biodiversidad, protegiendo a millones de especies vegetales y animales, constituyendo parte importante de un ecosistema complejo en el que cada especie cumple un rol determinante en la supervivencia del resto. Asimismo, contribuyen a la estabilidad climática y controlan los efectos nocivos de los cambios climáticos globales, resultando además de vital relevancia socioeconómica para las comunidades que viven en esas zonas, que logran aprovechar los recursos que brindan”.
El legislador señaló que en 2015 en la 11ª Reunión del Foro de las Naciones Unidas sobre los Bosques (FNUB), se examinó el Acuerdo Internacional sobre los Bosques y los logros obtenidos en función de los objetivos mundiales planteados según el programa de trabajo que comprendió el período 2007 al 2015.
Mencionó que las pautas fijadas apuntan a invertir el proceso de pérdida de la cubierta forestal en todo el mundo mediante una gestión sostenible que incluya actividades de protección, restauración, forestación y reforestación, e intensifique los esfuerzos para prevenir la degradación de los bosques. Asimismo potenciar los beneficios económicos, sociales y ambientales de los bosques, mejorando los medios de subsistencia de las personas que dependen de ellos; y aumentar considerablemente la superficie de bosques gestionados en forma sostenible en todo el mundo.