Una cooperativa, al borde del cierre

JUAN JOSE REYES
El Consejo de Administración convocó intempestivamente a una Asamblea extraordinaria el 5 de junio para poner bajo consideración de sus asociados, entre otras cosas, la “continuidad de la Cooperativa”.
A días de cumplir 13 años la Cooperativa de Obras y Servicios Públicos de Toay Limitada (Co.To) corre serio riesgo de disolución. Además de las deudas impagas con la AFIP y frentistas de la localidad por obras inconclusas se les endilga muy poco compromiso cooperativo, que la acerca al final de ciclo.
Los directivos fueron apercibidos vía carta documento por una ART que quiere iniciarle una demanda; tiene 16 cheques rechazados en la base de datos del BCRA por $80 mil (estiman deuda total de $400 mil). El calvario de la entidad solidaria no finaliza ahí. Fue convocada a audiencia obligatoria de conciliación por la Dirección de Relaciones Laborales para el 5 y el 13 de junio; tiene dos intimaciones del Tribunal de Cuentas y una cuenta bancaria cerrada.
Ante este panorama, el Consejo de Administración convocó intempestivamente a una Asamblea Extraordinaria el 5 de junio para poner bajo consideración de sus asociados, entre otras cosas, la “continuidad de la Cooperativa”.
Ya se conoció que el síndico de la cooperativa solicitó el 20 de mayo pasado información referente a la nómina actual de socios; integrantes del Consejo de Administración con vencimiento de mandatos, estado de situación financiera, copia de las intimaciones recibidas desde el Tribunal de Cuentas, cierre de cuenta bancaria, cheques rechazados y detalles de contratos en vigencia.
Todo el material fue entregado a la Subsecretaría de cooperativas y se percibe poco interés de proseguir, ya sea de sus asociados (casi ni se reúnen) y menos de sus directivos consejeros. En octubre del año pasado LA ARENA publicó que llevaba un año de demora la realización de la obra de gas natural contratada por un consorcio y la comuna de Toay en 2012.
Tanto frentistas como el municipio pagaron lo que les correspondía por infraestructura, pero las obras seguían paralizadas. Los problemas siguieron su curso, y amén de los incumplimientos de su fin específico, han sido intimados por una serie de organismos públicos provinciales y nacionales. Pudo conocerse además que hasta una inmobiliaria de la zona le estaría por iniciar acciones legales por no cubrir un cheque en tiempo y forma.

Disolución
De votarse, es casi un hecho, la disolución de la Co.To (el balance cierra el 31/08) el síndico (Art. 66) debe responder por los incumplimientos de las obligaciones que le impone la Ley (nunca tuvo servicios de auditoría externa como lo prevé su estatuto en el artículo 68).
En el 69 de su Estatuto dice que la disolución estará a cargo del Consejo de Administración o si la propia Asamblea lo resuelve puede crearse una Comisión Liquidadora bajo vigilancia del síndico con 30 días para expedirse en lo que refiere a la confección del inventario, balance y estado de situación patrimonial.
Además, por el Art. 75 y una vez extinguido el pasivo social, los liquidares deben confeccionar un balance final sometido en Asamblea y aplicando la Ley de Cooperativas. Si hay sobrante el dinero irá al fisco provincial para promoción cooperativa.
Si es en contrario, es un hecho, en el caso de pasivos aquellos son ilimitada y solidariamente responsables por daños y perjuicios que recaigan sobre la entidad, más allá de que puede haber impugnación judicial de los asociados no presentes el 5 de junio.

Problemas.
La Co.To., que nació incentivada políticamente como una cooperativa de obras y servicios públicos, comercio, servicios asistenciales, para pelearle el manejo económico de la localidad a la Cooperativa Popular de Electricidad de Santa Rosa (CPE), hoy está entre las cuerdas por malos manejos.
Muy reconocidas figuras del ambiente político del justicialismo local integran sus filas (son 10 en el Concejo de Administración y algunos son funcionarios municipales de Toay y otros en Provincia). Tienen serios problemas financieros con un banco privado santarroseño, varios (18 en total por casi 100 mil pesos) de cheques rechazados según el BCRA e ingentes deudas con frentistas, además de haber sido intimados por una Administradora de Riesgos de Trabajo (ART) que vía carta documento exige a la gerenta pagos para evitar un juicio inminente.
El 21 de mayo último se comunicó a la directora de Cooperativas y Mutuales que depende del Ministerio de la Producción, Graciela Zapata, el llamado a dicha Asamblea extraordinaria para el 5 de junio a la 19.30 horas donde se analizarán, entre otras cosas, la continuidad o no de la cooperativa toayense y de proseguirse la urgente renovación total de sus consejeros.

Regulación.
Las cooperativas en nuestro país se encuentran específicamente reguladas por la Ley 20.337 del año 1973, que les confiere el alcance de sujetos de derecho. De allí que la normativa de la ley de sociedades comerciales, no resulte aplicable a las entidades solidarias.
En caso de retiro, exclusión o disolución, los asociados solo tienen derecho a que se les reembolse el valor nominal de sus cuotas sociales integradas, deducidas las pérdidas que proporcionalmente les correspondiera soportar.