Una declaración que complicó a los imputados

Diego Puebla, hermano del joven asesinado el año pasado en la localidad de Toay, declaró ayer en la segunda jornada del juicio por el homicidio y complicó a los acusados afirmando que la víctima había sufrido amenazas de uno de los imputados, su tío Hugo Juárez (37). El debate continuará hoy.
Por este crimen, también están acusados Ezequiel (20) y Angel Juárez (18), primos de la víctima, quienes fueron identificados por el testigo como los autores del ataque. En la audiencia, también declaró el médico forense Juan Carlos Toulouse y el jefe policial de Toay, Raúl Corinti.
Alejandro Puebla, de 24 años, fue asesinado el 4 de mayo de 2014 a las 0.40 en Toay cuando iba en una moto por la calle Saavedra al 1700 junto a un hermano (Diego) y recibió varios ladrillazos que lo hicieron caer y fue atacado por sus primos a golpes y puñaladas, según la acusación.
Ayer, Diego, que manejaba la moto, dijo que ese día fue a la casa de su hermano, quien le contó que Hugo Juárez “lo cruzó en la calle y le dijo que lo iba a matar; me invitó a ver la pelea del Chino Maidana y antes que empiece fuimos con Alejandro a comprar vino y cuando íbamos por la calle Belgrano al llegar a Saavedra nos atacaron”.

“A vos también”.
Agregó que “nos tiraron ladrillazos y palos” y que a él le pegaron en el brazo pero mantuvo el volante firme. Sin embargo, “a mi hermano lo bajaron, se lo llevaron a las piñas y patadas y lo hicieron pedazos. Yo no me quedé, me fui y escuché que gritaron: ya te vamos a agarrar a vos también”, siguió.
En la audiencia, Puebla identificó a su tío y sus primos como los atacantes. El fiscal Máximo Paulucci ya afirmó que los Juárez hicieron “un acuerdo previo” para ir contra Alejandro Puebla y “salieron en su búsqueda y le dieron muerte; lo esperaron en el descampado y una vez caído (de la moto), con un cuchillo lo apuñalaron en distintas partes del cuerpo, espalda, rostro y cuello”.
“Nano” Puebla era hermano de María Guadalupe Puebla, la joven de 27 años que sufría un retraso madurativo, y apareció muerta el 18 de agosto de 2014 a la tarde en el cuenco norte de la laguna Don Tomás, en Zona Oeste Quintas. Por ese caso, que ya cumplió un año está detenido Roberto Lezcano.