Utelpa conmemoró 20 años de la Marcha Blanca

En la jornada de ayer, se cumplieron 20 años de la mítica Marcha Blanca (MB) del año 1988 que marcó un hito en la construcción de la lucha gremial del trabajador docente en el ámbito nacional. El sindicato provincial, Utelpa, federado en la central nacional, Ctera, conmemoró aquel acontecimiento mediante un acto celebrado en el Aula Magna de la Facultad de Ciencias Humanas de la Universidad Nacional de La Pampa.
La secretaria general del gremio, Noemí Tejeda, participó de aquella gesta "Un grupo de12 docentes pudimos viajar a Capital Federal, en un colectivo prestado por una cooperativa, el gremio recién se había constituido en el año1987, no teníamos un peso y al llegar encontramos miles de docentes que marchaban, procedentes de todo el país".
Además recalcó "los docentes allí reunidos logramos una paritaria a nivel nacional para discutir las condiciones de los trabajadores que luego, en la década de 1990, el menemismo borró de un plumazo".
Tejeda también señaló "Sin embargo, otras reivindicaciones de aquel período, como la unificación salarial para todo el país, todavía se continúan reclamando" Otras demandas que circularon en los cánticos y pancartas de aquella fiesta cívica, giraron en torno a la sanción de una nueva ley educativa y conquistas sindicales como nuevos regímenes de licencias, mejoras en salud laboral y de prestación en el sistema previsional. Sin embargo, la relación de fuerzas en el "menemato" y las imposiciones de Ley Federal de Educación que instrumentaron las políticas del FMI, erradicaron tales reivindicaciones del trabajador de la educación, en coincidencia con el vaciamiento del sistema público de educación.
La referente gremial, agregó "Cientos de docentes pampeanos, y de todo el país, reclamábamos una ley nacional de educación, porque no había una normativa que unificara el sistema educativo, sino que cada provincia disponía de un sistema diferente, de cierta forma, anarquizado, ya que todavía estaba vigente la ley de educación 1420".

Transformación.
El mayor legado, de la MB, según Tejeda, fue "poner a la vista de la sociedad que el sector docente se constituyó a partir de ahí como un motor de transformaciones" Y añadió "la presencia y lucha masiva de trabajadores, al margen de la construcción gremial, pudo organizar una demanda unificada y multitudinaria a la que el gobierno (de Raúl Alfonsín) le tuvo que dar una respuesta".
En la perspectiva de Utelpa, la MB representa un quiebre, un antes y un después que demostró que la capacidad de los trabajadores, no sólo docentes, podía producir cambios, tras la noche larga de la dictadura y el efecto "residual" de miedo y resignación que legó a nuestra sociedad.

Escenario.
En el acto de conmemoración de aquella gesta, destacó la presentación de la Orquesta infarto juvenil del barrio Sur, a cargo de Roberto Sessa, Enzo Ludueña y Manuel Jerez que amenizaron la noche con interpretaciones de música contemporánea. Además se proyectó un video documental con un registro de los hechos y protagonistas de la histórica jornada y luego un audiovisual que muestra el estado de las escuelas en la actualidad. Más tarde cantaron alumnos del Centro Polivalente de Arte y para el cierre participantes invitados que marcharon en la épica manifestación, relataron la vivencia de esa experiencia y la significación de aquella jornada para la lucha actual.