Verna irá a la reunión de gobernadores

CUMBRE PERONISTA

Carlos Verna asistirá la semana próxima a la cumbre de gobernadores peronistas que se realizará en la Casa de Entre Ríos, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Fuentes del Centro Cívico informaron a LA ARENA que el mandatario pampeano recibió llamados de Roxana Bertone, su par de Tierra del Fuego, y del cordobés Juan Schiaretti, pidiéndole que se sume al encuentro.
De acuerdo al vocero gubernamental, fue el cordobés quien le blanqueó las intenciones que tienen los organizadores: realizar una manifestación de apoyo a la gobernabilidad del país. Verna aceptó el convite pero anticipó que planteará que esa manifestación de apoyo debe ser una avenida, es decir, debe tener un sentimiento recíproco desde la Casa Rosada hacia las provincias y no que se las deje libradas a su suerte por tener gobiernos de signo justicialista.

La segunda.
Esta cumbre tuvo su antecedente el 17 de mayo, sin la presencia de Verna, cuando se juntaron los gobernadores Domingo Peppo (Chaco), Gustavo Bordet (Entre Ríos), Lucía Corpacci (Catamarca), Sergio Casas (La Rioja), Juan Manzur (Tucumán), Schiaretti y Bertone. En aquella oportunidad también estuvo el vicegobernador de Santa Cruz, Pablo González, y el misionero Hugo Passalacqua, quien viajó en representación de Maurice Closs, quien aspira a volver a la gobernación en 2019.
Las nuevas caras de la reunión del 3 de agosto, además del mandatario pampeano, serían Sergio Uñac (San Juan) y Juan Manuel Urtubey (Salta).

Trasfondo.
La cumbre se realizará a menos de dos semanas de las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) y terminó de definirse justo cuando el presidente Mauricio Macri, en clave electoral, protagonizó cruces con varios mandatarios peronistas, como Manzur, Schiaretti y el propio Verna.
Además, el encuentro tiene un trasfondo adicional: un reclamo de la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal ante la Justicia para que le autoricen 50 mil millones anuales del Fondo del Conurbano. Ese expediente está avanzando y la Corte Suprema de Justicia pidió “opinión” a los gobiernos provinciales. Los gobernadores peronistas se oponen al pedido, a menos que los fondos se saquen de la parte que corresponde a Nación, es decir, sin afectar al resto de las provincias.