Verna pidió intervención de Macri

"MENDOZA GENERO IMPORTANTES DAÑOS ECOLÓGICOS Y AMBIENTALES" CON EL CORTE DEL RIO

Después de la declaración de la ONU a favor de La Pampa, el gobernador le pidió al Presidente y a la ministra de Relaciones Exteriores “su intervención urgente” para que el río Atuel vuelva a correr en la provincia.
El gobernador Carlos Verna le pidió ayer por nota al presidente Mauricio Macri y a la ministra de Relaciones Exteriores y Culto, Susana Malcorra, que intervengan en forma “urgente” en el conflicto interprovincial del río Atuel, tras la declaración de Naciones Unidas que solicitó al gobierno nacional una “solución definitiva” a la problemática, frente al reclamo de La Pampa por el uso unilateral del agua que hace Mendoza.
En el escrito dirigido a Macri, Verna dijo que “integrantes de la ONU denuncian la responsabilidad del Estado nacional sobre la falta de resolución de este conflicto interprovincial y la falta de amparo de los Derechos Humanos de los habitantes de mi provincia, motivo por el cual requiero su intervención urgente a fin que se arbitren las medidas necesarias para lograr que el río Atuel escurra de manera permanente por su cauce natural en La Pampa, se constituya el Comité de Cuenca del Río Atuel y se logre el cese inmediato de la vulneración de los derechos de los pampeanos”.
El mandatario recordó también allí el fallo de 1987 de la Corte Suprema de Justicia que instó a ambas provincias a negociar y celebrar “de buena fe” convenios para regular los usos del río Atuel y destacó que “como consecuencia del fallo, las provincias de Mendoza y La Pampa celebraron en 1989 y 1992 convenios que nunca fueron cumplidos por Mendoza”.
“Como último intento de solucionar este diferendo en el año 2008 se celebró un Convenio Marco entre los dos Estados Provinciales: la Legislatura de La Pampa lo aprobó en tiempo oportuno, mientras que la Legislatura de la provincia de Mendoza lo rechazó varios años después”, agregó el gobernador en la nota al presidente Macri, según se informó desde Casa de Gobierno.
También indicó que Mendoza “transgredió una larga serie de normas nacionales e internacionales, lo que da una naturaleza claramente antijurídica a su proceder” y a raíz de ese comportamiento, “generó y continúa produciendo importantes daños ecológicos y ambientales y vulneró el Derecho Humano al Agua, derechos sociales, culturales y económicos en el territorio pampeano”.
Por otro lado, Verna planteó que “ante la imposibilidad de arribar a una solución consensuada para resolver este conflicto interprovincial”, La Pampa demandó por segunda vez a Mendoza ante la Corte Suprema por el daño económico, social y cultural generado por el corte del río Atuel y recordó que el 8 de junio, le pidió al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, que convoque a los representantes de las provincias de la cuenca del Atuel para que se constituya el Comité de Cuenca para lograr un uso equitativo y racional de las aguas. Por ahora, sin resultados.

Naciones Unidas.
En el escrito dirigido a la ministra Malcorra, el gobernador requirió su “pronta intervención, a fin de que arbitre los medios necesarios para que la Asamblea General de la Organización de Naciones Unidas, trate la problemática del Río Interprovincial Atuel, ratificando las opiniones de los relatores expertos en procedimientos especiales del Consejo de Derechos Humanos, mediante resolución de la Asamblea General de Naciones Unidas”.
El mandatario expuso a la titular de la cartera de Relaciones Exteriores y Culto el comunicado que emitieron los relatores de Naciones Unidas, Léo Heller y Hilal Elver, sobre el conflicto interprovincial que mantiene La Pampa con Mendoza “por el uso unilateral y discrecional que esta efectúa sobre el recurso natural, el agua, de la Cuenca del Río Atuel”.
Los relatores, expertos en procedimientos especiales del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, le pidieron al gobierno argentino que “tome medidas urgentes para proteger los derechos humanos de los residentes de las comunidades rurales de la provincia de La Pampa que han vivido durante décadas sin acceso adecuado al agua” e incluso, según se indicó, “se puede constatar que, desde la construcción del embalse, se ha tolerado el uso unilateral del Atuel por parte de Mendoza, sin preocuparse por los efectos negativos en las víctimas”.
“La conclusión fundada a la que arriban los relatores expertos de la ONU, resulta coincidente con los reclamos efectuados por esta provincia, que desde hace varias décadas, viene denunciando la problemática. La última manifestación de este conflicto con Mendoza por la afectación de los derechos humanos que esta realiza respecto de La Pampa y sus habitantes, la constituye la demanda presentada en el año 2014 ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación”.

Compartir