Verna quiere blindar la provincia al ingreso de cerdo de EE.UU.

LA PAMPA PREPARA UNA LEY PARA PROTEGER LA SANIDAD DE LA CARNE PORCINA

El gobernador Carlos Verna envió ayer a la Legislatura provincial un proyecto de ley para prohibir el ingreso de carne porcina que represente riesgo de propagación de enfermedades exóticas, que podrían significar una caída de hasta el 50 por ciento de la producción pampeana. El proyecto surgió ante el anuncio del gobierno nacional de que permitirá el ingreso de carne porcina proveniente de Estados Unidos.
El gobierno provincial decidió impulsar esta norma ante el problema que representa, para la producción de carne de cerdo, el Síndrome Respiratorio y Reproductivo Porcino. La importación desde países que implican riesgos de enfermedades exóticas jaquea el estatus sanitario provincial, “es nocivo y desleal para la producción local el ingreso de productos porcinos con un estatus sanitario inferior”, indica el proyecto de ley remitido ayer.
En los últimos años, el Ministerio de la Producción ha trabajado fuertemente en poner en valor el trabajo de pequeños y medianos productores, mejorar la eficiencia y generar arraigo rural, garantizando no solo la calidad de la carne sino la ocupación de mano de obra y el desarrollo regional productivo.
La posible importación desde Estados Unidos generó preocupación también en las provincias de Santa Fe, Córdoba y Entre Ríos, que prometieron trabajar en sus propias barreras sanitarias para productos de otros países.
Si se ve vulnerada la sanidad del rodeo pampeano, se verá afectada directamente la población porcina y la forma de vida y sustento de los criaderos rurales locales. Los antecedentes de los brotes ya ocurridos, muestran que la caída en la producción porcina a partir de este Síndrome Respiratorio y Reproductivo Porcino puede producir daños drásticos en los productores, al punto de provocar pérdidas de hasta el 50 por ciento del kilaje que comercializan anualmente.
Estos fundamentos motivaron al Ejecutivo provincial a promover la ley, ya que habiéndose trabajado para propiciar la crianza y el desarrollo de la cuenca porcina a partir del plan porcino provincial, es imprescindible contar con un nivel sanitario con proyección exportadora.

Derecho a saber.
El proyecto de ley se ampara en el derecho de los consumidores de contar con información veraz acerca del estándar de sanidad de los países que pretenden introducir estos productos a nuestra zona.
En su articulado, el borrador prevé la prohibición del ingreso a la Provincia de productos y subproductos porcinos y de sus derivados desde países con riesgo de transmitir el Síndrome Respiratorio y Reproductivo Porcino. Esto implica, en caso de incumplimiento, multas, decomisos, suspensiones de registro, inhabilitaciones o clausuras de los locales involucrados.
Una vez aprobada la ley en la Cámara de Diputados de la Provincia, el Ejecutivo contará con 60 días para reglamentarla y designar la autoridad de aplicación.
La propuesta revalida el compromiso del Gobierno pampeano con el desarrollo productivo de calidad y en cantidad, asegurando a los ciudadanos el control sobre sus productos de consumo y, a los productores, el desarrollo pleno de su potencial en beneficio del crecimiento. Se evitarán las consecuencias que representen pérdidas directas en los sistemas productivos, y la retracción en los logros que se han trabajado con dedicación y método desde la cartera de Producción pampeana a partir de un plan quinquenal.