Verna y los gobernadores del PJ rechazaron el voto electrónico

El bloque de gobernadores justicialistas, entre los que está el pampeano Carlos Verna, rechazó ayer la intención del presidente Mauricio Macri de hacer una reforma electoral e instaurar la boleta única electrónica en todo el país.
Verna estuvo ayer en la reunión que los mandatarios del PJ realizaron con senadores del bloque del PJ-Frente para la Victoria. En un comunicado difundido a la prensa se indicó que “las objeciones” manifestadas por expertos informáticos en relación al
proyecto, que revelaron “la alta vulnerabilidad de los métodos propuestos”, se determinó “la imposibilidad del apoyo al proyecto tal cual fue aprobado por (la Cámara de) Diputados”.
Al término de la reunión que tuvo lugar en dependencias de la presidencia de la bancada que conduce Miguel Angel Pichetto se encomendó a los senadores Walter Aguilar (Jujuy) y Omar Perotti (Santa Fe) la redacción de un comunicado y los participantes clausuraron todo contacto directo con la prensa.
“Como conclusión, el bloque de senadores del PJ-FPV seguirá analizando herramientas que permitan mejorar el sistema electoral, garantizando plena confiabilidad de resultados y facilitando la competencia política de todas las fuerzas democráticas que participan en la política argentina”, dice el último párrafo del texto dado a conocer por los senadores.

Dos ausentes.
A la reunión realizada a puertas cerradas PJ-FPV asistieron, además de Verna, los gobernadores de Formosa, Gildo Insfrán; Tierra del Fuego, Roxana Bertone; Entre Ríos, Gustavo Bordet; San Juan, Sergio Uñac y de La Rioja, Sergio Casas, a quienes se sumó más tarde la gobernadora de Catamarca, Lucía Corpacci.
Además, en el intercambio con los senadores estuvieron presentes los vicegobernadores de Santa Cruz, Pablo González, y de
Santiago del Estero, José Neder, y el secretario de la gobernación de Chaco, Héctor Horacio Rey, según destacó la agencia DyN. Sólo faltó en la cita representación de las provincias de Tucumán, que gobierna Juan Manzur, y de Salta, que conduce Juan Manuel Urtubey.

“Consenso”.
En el comunicado, el bloque del PJ-FPV indicó que en la reunión “se coincidió en la valoración positiva de incorporar de manera gradual tecnología que facilite la competencia electoral, identificando métodos que ofrezcan plena confiabilidad de transparencia para la expresión de la soberanía popular”.
A su vez, representantes provinciales y senadores nacionales coincidieron, dice el texto, en que existe “la necesidad de que
todo proceso de reforma en canto a la forma de votación de los argentinos cuente con el consenso y el acuerdo de las distintas fuerzas políticas, en el marco de un debate profundo que descarte todo tipo de ventajas unilaterales”.

Situación económica.
En otro tema, gobernadores, autoridades provinciales y los senadores manifestaron en el comunicado que en la reunión “se abordó de manera prioritaria y extensa la preocupación central” que existe “respecto a la crítica situación económica y social que atraviesan las provincias en relación al empleo, la obra pública y la pérdida de poder adquisitivo del salario de los trabajadores formales, informales desocupados perceptores de asignaciones sociales”.
Pero en cuanto a la reforma electoral aprobada en Diputados por impulso del oficialismo, los senadores del bloque PJ-FPV dejaron en claro que “las objeciones que los expertos informáticos presentadas en las reuniones de comisión en cuanto a la alta vulnerabilidad de algunos de los métodos electrónicos propuestos” determinaron “la imposibilidad del apoyo al proyecto tal cual fue aprobado” en la Cámara baja.

Reforma para “Bien de familia”
La Cámara de Diputados de la Nación dio media sanción al proyecto que modifica el Código Civil y Comercial que introdujo reformas sustanciales al régimen de “Bien de familia” en el capítulo denominado “Vivienda”.
En el debate se incluyó, a instancias del diputado pampeano Sergio Ziliotto, un párrafo que protege, sin ningún tipo de condicionamiento, a los titulares de viviendas sociales recibidas a través de programas oficiales.
El texto incorporado expresa que “las viviendas que sean adjudicadas a través de planes oficiales, sean nacionales, provinciales o municipales, estarán afectadas al presente régimen de protección desde el momento del otorgamiento de la escritura y sin necesidad de inscripción previa”.
El proyecto original puesto a debate, que modifica el artículo 244 del Código, establecía este beneficio para todas las viviendas únicas aunque con una limitante ya que su valor “no podrá exceder las necesidades de sustento y vivienda de su titular”.
En los fundamentos de su intervención, el legislador pampeano expresó que “esta incorporación es una protección para los sectores más vulnerables de la sociedad, muchas veces sin posibilidad de conocer los derechos que los asisten, a los cuales el Estado debe asistir a través de una vivienda, la cual quedará indemne de cualquier intento de despojo”.

Compartir