Violencia doméstica: duras críticas al STJ

DOCUMENTO DE LA APP

Las críticas contra el Superior Tribunal de Justicia (STJ) de La Pampa por la falta de funcionamiento de la Oficina de Violencia Doméstica continúan profundizándose y en las últimas horas, la Asociación Pensamiento Penal (APP) también salió a cuestionar al máximo tribunal, expresando su “preocupación por la injustificada dilación”.
“Ante la dilatada puesta en marcha de una oficina que se encuentra creada y dotada de recursos capacitados, y la información sobre su posible disolución, desde la APP manifestamos nuestra preocupación por la pasividad del máximo tribunal, que aparece como un valladar hacia el abordaje integral de la problemática de la violencia de género, lo cual contribuye a consolidar un sistema judicial selectivo, sexista y clasista, que por acción u omisión legitima y reproduce, incluso a su interior, prácticas de violencia institucional a cuya erradicación contribuye el funcionamiento de las oficinas de la mujer y de violencia doméstica”, se indicó.
Agregaron que “la inacción del STJ no sólo implica la inobservancia de normas provinciales y nacionales destinadas a la protección de la mujer, si no que desoye los compromisos internacionales asumidos por el Estado argentino a través de los distintos Instrumentos de Derechos Humanos, constituye una flagrante violación a la obligación internacional de prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer, niños y adolescentes, especialmente en el ámbito intrafamiliar con el máximo de los recursos disponibles, y se aparta de la línea de trabajo de la Corte Suprema”.

Reunión.
La polémica sobre la paralización de la Oficina de Violencia Doméstica se generó a partir de las declaraciones del diputado radical Abel Sabarots, quien cuestionó a los ministros del STJ que se reunirán esta semana para analizar la puesta en marcha del área, a cargo de Elena Fresco, quien se encuentra en un foro patagónico en Cipoletti.
La Oficina de Violencia Doméstica fue creada por Acordada 3351 del 30 de abril de 2015, a modo de réplica de la oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Su principal objetivo es el acceso a justicia: facilitar una vía rápida de resolución de conflictos a las personas que, afectadas por hechos de violencia doméstica, se encuentran en situación de especial vulnerabilidad.

Obstaculizan.
En este contundente escrito, la APP -conformada por personas vinculadas al sistema penal- señaló que recientemente el Senado declaró la emergencia pública por violencia de género en todo el país, “por lo que las acciones de los poderes públicos que obstaculizan la prevención, sanción y erradicación de la violencia intrafamiliar, y de género, como el descripto aquí contradicen a todas luces el estado general de preocupación y reacción por este flagelo de los otros poderes del Estado”.
Siguiendo en ese sentido, advirtieron que la paralización o el “desmantelamiento” de la Oficina de Violencia Doméstica local, que busca garantizar el acceso a la justicia, no permite avanzar hacia la materialización de DDHH. de personas especialmente vulneradas e históricamente relegadas.
La Oficina cuenta con equipos técnicos conformados por abogados, psicólogos y asistentes sociales que reciben el relato de la víctima de violencia doméstica o de terceros habilitados para denunciar. También se encarga de hacer relevamientos vinculados con la temática problemática. En Santa Rosa, según datos oficiales, hay 1.500 por año.

Compartir