Violencia doméstica: piden informes por el cajoneo de la oficina

EL DIPUTADO SABAROTS EXIGIO AL STJ QUE PONGA EN MARCHA EL AREA CREADA EL AÑO PASADO Y HOY INACTIVA

El diputado presentó un pedido de informe dirigido al Superior Tribunal de Justicia para saber por qué no funciona la Oficina de Violencia Doméstica que fue creada en 2015 bajo esa órbita.
La Oficina de Violencia Doméstica que depende del Superior Tribunal de Justicia (STJ) de La Pampa fue creada por una acordada del máximo tribunal, pero nunca se puso en funcionamiento, para tratar las denuncias en la provincia. Ante esto, el diputado Abel Sabarots (Frepam) exigió a las autoridades judiciales una respuesta para conocer los motivos de la inactividad y pidió que “a la brevedad” comience a funcionar el área.
“Desconozco cuáles son las razones por las que la Oficina no está funcionando, porque el recursos humano y físico está”, afirmó el legislador radical tras presentar un pedido de informe dirigido al STJ para conocer los motivos por los que no funciona el área, agregando que “no digo que con eso alcance, pero técnicamente el área está creada desde el año pasado”.
“Me parece que es necesario contar con un espacio y un relevamiento que sirvan para atender los casos de violencia doméstica, sería una herramienta muy importante en La Pampa. Tenemos que ver estas cuestiones como una política de Estado, sostenida en el tiempo, sin importar los gobiernos que pasen”, aseguró Sabarots a LA ARENA.
Siguiendo en ese sentido, comentó que “debemos tener programas y recursos; es necesario un compromiso de todas las autoridades, porque se trata tanto de violencia doméstica como de violencia de género, trata de personas, prostitución, son muchas acciones que se tienen que llevar a cabo desde el Estado, pero eso no puede estar supeditado a cuánto es el gasto”.
“Pretendemos que se ponga en funcionamiento a la brevedad la Oficina porque va a permitir relevar correctamente los casos y observando las situaciones de riesgo, tomar las medidas judiciales que correspondan para evitar consecuencias mayores. Las mujeres son las más afectadas en un 98 por ciento”, indicó Sabarots.

Al STJ.
Con el acompañamiento de la piquense Patricia Testa, el diputado Sabarots presentó ayer un pedido de informe al STJ para que explique las razones que motivan el retraso en la puesta en funcionamiento de la Oficina de la Mujer y de Violencia Doméstica para la atención al público, que fue creada el 30 de abril de 2015 por Acordada 3351, y si cuenta con personal y equipo interdisciplinario designado.
“Este acuerdo fue celebrado en consonancia con la Ley Nacional de Protección Integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que se desarrollen sus relaciones interpersonales (a la cual adherimos); y con las Acordadas 39/06 y 13/09 de la Corte Suprema de Justicia. Sin embargo, sabemos que hasta ahora esta Oficina está inactiva; ha sido legalmente creada, estableciéndose con absoluta claridad sus competencias, pero quedando sólo en la letra de la ley”, dijo.

Red Nacional.
“En el ámbito de la Corte -siguió-, funciona la Red Nacional de Oficinas de la Mujer y Violencia Doméstica Provinciales, integradas por Salta, Tucumán, Santiago del Estero y Santa Cruz y la que depende de la CSJN en la ciudad de Buenos Aires. Estas provincias realizan una política proactiva en la prevención, promoción y protección de los derechos humanos de las mujeres, presentan permanentemente estadísticas, en cumplimiento de sus funciones. La Oficina creada en La Pampa nos llevaría a ser la quinta provincia en integrar esa Red”.
Entre los fundamentos, el diputado Sabarots, que el pasado miércoles se reunió con la vicepresidenta de la Corte Suprema, Elena Highton de Nolasco, coincidiendo en la necesidad que todas las provincias cuenten con una Oficina de Violencia Doméstica para atender la problemática, recordó que según el fiscal de Delitos de Violencia Familiar y de Género, Marcos Sacco, entre mayo de 2015 y marzo de este año se recibieron 1.500 denuncias.

Compartir