Violento accidente con una fuga en Villa Germinal

ALCOHOLIZADO, PROTAGONIZO SINIESTRO Y SALIO CORRIENDO

Un violento choque se produjo ayer en Villa Germinal dejando como saldo a dos personas con heridas leves pero que debieron ser hospitalizadas. El siniestro ocurrió cerca de las 17 en la intersección de Donatti y Río Colorado a dos cuadras del ingreso al Lucio Molas. Lo más curioso y lamentable del hecho fue la reacción de uno de los conductores: tras la colisión dejó abandonada a las demás personas y se dio a la fuga.
Los autos involucrados son un Fiat Siena -color blanco, dominio NWL000- que es utilizado como taxi y un Renault 12 -color rojo, sin dominio visible-. El primero de los autos impactó al segundo del lado del acompañante. Los peritos estiman que ambos vehículos iban a una velocidad considerable.
"Se encontraron justo en la intersección, en un guadal espeso. Los coches quedaron en distintas posiciones a las que venían circulando", dijo una fuente de la Oficina de Accidentología. A bordo del taxi iba manejando Luis Otamendi mientras que en el asiento trasero iban como pasajeras las hermanas Camila y Natalia Díaz.
Tras el fortísimo impacto, las muchachas descendieron del coche y una de ellas tuvo una conmoción. Más tarde la joven fue trasladada hasta Molas. El hombre debió esperar a que aparecieran los rescatistas puesto que, si bien estaba consciente, no podía descender por sus propios medios.
El conductor del Renault -descrito por los vecinos como un "muchacho joven, flaco, de pelo semi largo" que vestía "remera blanca y pantalón de jean clarito"- se dio a la fuga descalzo dejando en el lugar unas ojotas azules.

Búsqueda.
Luego de la desaparición del joven que manejaba el Renault 12, los familiares y vecinos de las pasajeras salieron a buscarlo. No tardaron mucho en saber su identidad: en el vehículo había un portarretrato en el que el muchacho aparecía besándose con su novia. En el piso del auto también podían observarse varios envases de cerveza destrozados.
Al cierre de este edición, fuentes de la Seccional Segunda informaron a LA ARENA que el fugitivo ya se había presentado en sede policial alegando que se había "asustado por la situación". "Se llama Milton Ferreyra y tiene 23 años. Le hicieron el test de alcoholemia y dio positivo. Estamos esperando la orden del fiscal para ver si hay que detenerlo o no", dijo un oficial.