Viven en asentamiento y piden colaboración

TRES FAMILIAS VIVEN EN UN PRECARIO ASENTAMIENTO

Débora, Soraya y Rocío son tres jóvenes de 20, 28 y 24 años, que tienen seis hijos de entre dos y seis años. Junto a otros jóvenes más conviven, como pueden, en el asentamiento “Esperanza”, que se ubica al noroeste de la ciudad.
Los jóvenes afirman ser los últimos habitantes del lugar. No poseen luz eléctrica, se calefaccionan prendiendo una estufa de leña y tampoco tienen gas natural.
Sobreviven realizando algunas tareas a veces cirujeando en la montaña de basura del relleno, y de alguna Asignación por Hijo. Recurren a organismos como Cáritas o Cruz Roja para solicitar ayuda con la vestimenta, especialmente de los niños, según comentaron a un equipo periodístico de este diario.
Hace ocho años que se ubicaron en este asentamiento y pidieron la colaboración de los vecinos, porque necesitan de todo: ropa para niños y adultos, zapatillas, colchones, ropa de cama, cobijas, garrafas, y todo tipo de material que sirva para la construcción. Los jóvenes afirmaron que el gobierno provincial les donó terrenos que están ubicados delante del asentamiento, pero ahora necesitan los insumos para la construcción de la casa, además de alimentos no perecederos, porque no tienen forma de conservarlos. Para colaborar con ellos, se pueden contactar con el nùmero de teléfono 2954 15801034, preguntando por Rocío o Débora.

Compartir