2.300 vecinos urgieron a la Justicia por Sergio García

FIRMAS

La ciudadanía a través de más de 2.300 firmas “conseguidas en solo dos días” acompañó a Sergio García -incluso con adhesiones de otras provincias- en su reclamo de pronta resolución, y para que se le haga efectiva en forma inmediata la indemnización fijada por la Justicia.
Un grupo de “ciudadanas y ciudadanas” se hizo presente ayer en la Mesa de Entradas de la Cámara de Apelaciones, para acompañar a García en la presentación de las firmas.
Cabe recordar que el hombre se encuentra desde hace ocho días en huelga de hambre y su salud se viene deteriorando -incluso tuvo convulsiones el domingo, y recibió suero-, pese a lo cual ha manifestado que proseguirá con su protesta hasta tanto se cumplimente lo dictaminado por la Justicia. Esto es que las partes -Gobierno provincial, Municipalidad de Santa Rosa y Empresa Ilka- paguen la indemnización correspondiente.

Casi 13 millones.
Cabe señalar que García, mecánico de profesión, debe percibir en concepto de indemnización 12.927.922 pesos, reclamo que ya lleva 8 años en la Justicia. La Provincia y la Municipalidad de Santa Rosa anticiparon que no apelarán la resolución judicial, pero la empresa Ilka Construcciones sí lo hizo, con lo que el pago -que está fijado en partes iguales- continúa demorado.
María del Carmen García, titular del Juzgado en lo Civil y Comercial dio por probado que el 1 de abril de 2011, entre las 21.30 y las 22, García iba en su moto Corven por calle Arriaga y al llegar a Ferreira “se encontró con un montículo de tierra y un pozo abierto que agarró de lleno”. El terrible impacto le produjo “lesiones gravísimas”, y a partir de ese momento comenzó el calvario del joven, quien quedó parapléjico.

Reglas de Brasilia.
Recientemente la misma magistrada aplicando las Reglas de Brasilia sobre acceso a la Justicia de las personas en condición de vulnerabilidad -un texto con rango constitucional-, citó el miércoles pasado a las partes para solicitarles -sin que se conculcara ninguno de sus derechos-, que colaboraran en el cumplimiento de la sentencia y en la agilización de los plazos procesales.
Como las partes accedieron, de común acuerdo se convino acotar los tiempos del proceso. No obstante la empresa Ilka decidió recurrir los montos determinados, información de la que posteriormente se dio traslado al propio García, al Gobierno Provincial y a la Municipalidad de Santa Rosa, por lo que el agravio fue elevado a Cámara que ahora deberá resolver.
La jueza García había fundamentado el llamado a esa reunión en los artículos 3 y 38 de las Reglas de Brasilia y en el acuerdo 3117, por el cual el Superior Tribunal de Justicia adhirió a ellas. Esos artículos especifican quiénes son las personas en condición de vulnerabilidad y prevén, entre otras cosas, que cuando las circunstancias de vulnerabilidad lo aconsejen, se otorgará prioridad en la atención, resolución y ejecución de esas causas por parte de los órganos del sistema de Justicia.

Las firmas.
En solamente dos días, Sergio García consiguió que más de 2.300 vecinos y vecinas adhirieran con sus firmas a su reclamo solicitando “la agilización de los plazos”, de acuerdo a los tratados internacionales con rango constitucional referido a personas en condición de vulnerabilidad.
Ayer, en breve diálogo con los periodistas, el mecánico dijo que va a continuar con su huelga de hambre, y que aún tiene fuerzas para pelear por lo que considera justo. En un momento dado dijo que hacía unos minutos la jueza García había estado a pocos pasos, pero aún cuando la llamó la magistrada no le prestó atención y se metió en las oficinas. “Me duele, porque no soy una persona agresiva…”, sostuvo Sergio García.

Visita de equipo interdisciplinario
El Superior Tribunal de Justicia ordenó que un equipo interdisciplinario de la Oficina de la Mujer y de Violencia Doméstica visitara a Sergio García en el Centro Judicial de Santa Rosa, con el objetivo de redactar y elevar un informe técnico a la presidencia del máximo organismo judicial.
Con el consentimiento del propio García, la responsable de la OMyVD, Marién Cazenave, junto a una psicóloga, una asistente social y una abogada, le informaron los motivos de sus presencias. La actividad se agregó a la colaboración que la médica de reconocimiento del Poder Judicial le viene prestando a García desde hace varios meses.
Con relación a la causa en sí, en las próximas horas pasará a la Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Laboral y de Minería de Santa Rosa, para que analice la expresión de agravios planteada por la empresa Ilka Construcciones contra la planilla de liquidación final de capital e intereses en concepto de indemnización por 12.927.922 pesos.
Esa suma fue fijada por la jueza civil María del Carmen García, titular del Juzgado en lo Civil, Comercial y de Minería nº 2, y solamente fue objetada por Ilka, ya que las otras partes demandadas (la Provincia y la Municipalidad de Santa Rosa) anticiparon que no recurrirán esa resolución.