25 de Mayo: condenan a dos mendocinos

LOS ACUSADOS DE ASALTAR UNA DESPENSA Y BALEAR A UN EMPRESARIO RECIBIERON PENAS DE ENTRE 3 Y 4 AÑOS Y MEDIO

El juez de audiencia Gastón Boulenaz condenó a Daniel Florencio Leyes, de 27 años de edad, y a Cristian Monte Negro, de 39 años, dos hombres oriundos de Mendoza, quienes en junio pasado asaltaron a mano armada a la despensa “Samuel” y al empresario Carlos Emilio Alem, a quien lo hirieron de bala. La medida fue tomada en el marco de un juicio abreviado en el que las partes dieron su conformidad.
El magistrado dio por probado el trabajo investigativo de la fiscal María Soledad Forte, quien aceptó el recurso judicial presentado por los letrados de los acusados, los abogados Vanesa Ranocchia Ongaro y Gastón Gómez. De acuerdo con el fallo emitido por el juez Boulenaz, se dieron por probados los dos hechos. A Leyes le aplicaron cuatro años y medio de cumplimiento efectivo, mientras que a Monte Negro tres, de cumplimiento condicional.

Los dos casos.
El primero de los hechos delictivos ocurrió el 19 de junio del corriente año a las 20.15 horas, momento en que Leyes, armado con un revólver y con la cara cubierta ingresó con violencia a la despensa “Samuel” ubicada en calle Padre Martinengo, en la zona de quintas de la localidad, y redujo a la empleada del lugar, Myrna Aedo.
Posteriormente la obligó a subir al primer piso donde vive la dueña, Cledia Cecilia Pardo, a quien también sorprendió. Siempre apuntándolas les sustrajo 4.500 pesos que le entregó Pardo y otros 4 mil de la caja registradora. También se llevó tres celulares y una notebook para huir en un auto que lo esperaba en la calle, dejando a las mujeres encerradas.
A Monte Negro lo relacionan con el robo porque en un posterior allanamiento realizado el 25 de junio en su casa ubicada en la colectora sur de la ruta provincial 34, hallaron la mayor parte del dinero, el revólver y la notebook. Eso lo convirtió en partícipe necesario.
El otro acto delictivo, que fue más grave, se registró el 23 de junio de este año a las 20.20 horas. Hasta allí llegaron ambos acusados, pero solamente Leyes irrumpió en el domicilio de Carlos Emilio Alem, en calle Winifreda 110 de la localidad de 25 de Mayo. Iba con la cara semioculta y empuñando un revólver.
“Dame la plata hijo de puta, decime donde está la plata” le reclamó, y ante la negativa de Alem le efectuó un disparo que le provocó un abundante sangrado quedando alojada la bala en su cuello. Luego del disparo comienza a forcejear con Alem en el interior de la vivienda, concretamente en el pasillo que conecta los dormitorios y el baño, produciendo la rotura de las puertas. Huyendo de la vivienda cuando Alem logra atrincherarse en una de las habitaciones”, señala el fallo.
Igual que en el anterior a Monte Negro le endilgan “haber acompañado a Leyes hasta el domicilio de la víctima cuando éste ingresó y le disparó, y luego se dieron a la fuga. Y con posterioridad le dio alojamiento al autor, ocultando el arma utilizada en su vivienda”.
En ambos casos las pruebas y pericias, que consistieron en fotografías y videos, además de informes forenses, fueron contundentes.
“A través de las piezas procedimentales colectadas se tiene la certeza de la real existencia de los hechos y su autoría por parte de los nombrados, en cuanto a las circunstancias de tiempo, modo y lugar referenciados”, aseguró Boulenaz.

Condenas.
La Justicia condenó formalmente a Leyes por Robo calificado por el uso de arma de fuego, en la segunda en calidad de tentativa, y tenencia ilegal de arma de fuego de uso civil. En tanto a Monte Negro le aplicaron la pena por ser partícipe secundario en el segundo de los hechos y por encubrimiento agravado.
El juez interviniente también dispuso que Leyes siga detenido en forma preventiva hasta tanto la sentencia quede firme. Mientras que a Monte Negro, deberá fijar residencia y someterse al cuidado del ente de Políticas Socializadoras y la Unidad de Abordaje, supervisión y Orientación para personas en conflicto con la Ley Penal. Asimismo no podrá tener contacto con los damnificados.