Inicio La Pampa A 17 años de una pueblada histórica

A 17 años de una pueblada histórica

EL DIA EN QUE CAMBIO LA VISION PETROLERA EN LA PAMPA

El 28 de marzo de 2004, la sociedad de 25 de Mayo comenzó una lucha popular que cambió para siempre la relación del petróleo con esa región pampeana. La primera acción fue el corte de una pasarela sobre el río Colorado por donde las empresas se llevaban el crudo de La Pampa. La segunda una manifestación multitudinaria callejera que cortó la ruta 34. En diez días, las empresas entendieron que los pampeanos también tenían derechos laborales con respecto a puestos derivados de la producción local.
Ayer, medios locales recordaron esta «gesta de vecinos que lograron cambiar la historia de 25 de Mayo». Puntualmente citan la decisión del Concejo Deliberante que en marzo de 2005 impuso a esa jornada de lucha popular como «día de la Reafirmación de los derechos de la comunidad de 25 de Mayo».

Jornada histórica.
El 28 de marzo de 2004 fue el cuello de botella de una situación que devenía en que las empresas petroleras extraían el petróleo y se llevaban el crudo a Río Negro o Neuquén donde lo industrializaban. Es decir, La Pampa dejaba escapar el rebalse económico que significaba el valor agregado a la materia prima.
Los cabildeos en 25 de Mayo desembocaron en una asamblea en la que decidieron cortar el paso a las empresas en la «Pasarela», ubicada en el paraje conocido como «Colonia Chica» a unos 50 kilómetros al este de la localidad. Fue así que en la madrugada del 29 de marzo, aproximadamente a las 6, unas setenta personas armaron un piquete sobre el pequeño puente donde impidieron toda circulación. En tanto, otro grupo, llevaron adelante un corte en la ruta provincial 34 en inmediaciones de la zona urbana, lo que jaqueó totalmente el tránsito de vehículos petroleros.
Los medios recuerdan que en los días siguientes continuaron los intentos de contacto con las empresas pero éstas no respondieron. Finalmente, las autoridades locales aportaron gestiones a nivel provincial y ante las empresas, con el fin de descomprimir el conflicto pero a su vez trasladando la problemática y el reclamo, considerado legítimo, de puestos de trabajo para los habitantes veinticinqueños.
Día a día, el reclamo comenzó a tener el apoyo de la sociedad veinticinqueña. «Días enteros sin dormir, familias enteras a la vera de la ruta 34, hombres y mujeres dispuestos a todo con un meta a alcanzar darle a la comunidad de 25 de Mayo lo que por derecho les correspondía», resumió radio municipal.
Como resultado de la presión popular, el 2 de abril el Gobierno provincial decidió clausurar oficialmente la Pasarela de Colonia Chica. Posteriormente, las empresas petroleras accedieron al diálogo y los manifestantes lograron promesas de la apertura laboral en esa actividad a veinticinqueños.

Legislación.
Esta realidad que fue visualizada mediante la fortaleza popular, hizo que en el año 2005, el Concejo Deliberante de 25 de Mayo sancionó la Ordenanza Nº 03/05 donde declara el día 29 de marzo como «Día de la Reafirmación de los Derechos de la Comunidad de 25 de Mayo».
Aquella jornada marcó un cambio fundamental en la economía de la localidad porque a partir de ese momento la ocupación fue creciendo, las empresas petroleras se radicaron en la localidad, se incrementó la actividad comercial, se elevó el nivel de consumo y numerosas familias contaron con un ingreso digno.
Además, fue el origen de la creación de la Tecnicatura en Hidrocarburos que dicta hoy la Universidad Nacional de La Pampa, apostado a la educación técnica de jóvenes de la localidad, uno de los argumentos que las petroleras usaban para contratar trabajadores foráneos.
Sin dudas que esa «movida» es uno de los antecedentes que llevaron a los legisladores pampeanos a aprobar la Ley 2675 de Hidrocarburos en noviembre de 2012. En dicha norma, el artículo 12 aborda la temática del origen primigenio de aquellas manifestaciones.
«Las -empresas- beneficiarias de permisos, concesiones o locaciones de obras y servicios que menciona el artículo 4º deberán contratar, a los fines de su cumplimiento, como mínimo, el ochenta por ciento (80%) de mano de obra, proveedores y servicios pampeanos», decretaron.