Inicio La Pampa "A la altura de los diseñadores europeos"

«A la altura de los diseñadores europeos»

MODA PAMPEANA DESDE EL PARQUE LURO HASTA MADRID

La diseñadora de moda Laura Espíndola presentó su colección de vestidos de novia en la séptima edición de «Madrid Bridal Fashion Week», que se desarrolló desde el lunes 6 hasta el 9 de septiembre. «Es súper emocionante ser parte de ese evento. Estoy agradecida de todas las personas que me ayudaron», señaló.
Laura Espíndola, una diseñadora de alta costura de 50 años, es oriunda de Chivilcoy pero hace 26 años que vive en Santa Rosa. Desde los 15 años está sentada frente a una máquina de coser, y hace 13 años que lleva adelante su emprendimiento «Novias María Luján». Pero diseñar vestidos de novia no es lo único que hace; también se dedica a indumentaria urbana, pret a porter, vestidos de madrina y quinceañera. Además brinda clases a 25 alumnas. «Me encanta enseñar», afirmó a LA ARENA.
Hace tres años, «Novias María Luján» fue convocada para hacer publicidad en la revista nacional de casamientos «Nubilis». A partir de eso, Alejandra Narváez Yuste, una diseñadora de Santa Fe, fue llamando a personas para que den un paso más y participen del Fashion Week. En ese momento, se realizaba de forma presencial por lo cual Espíndola estuvo juntando dinero durante un año para poder viajar.
«Los dueños de la revista ‘Nubilis’ fueron conmigo y varios diseñadores. Se hicieron fotos para publicar, yo las saqué en Cigüenza, España. Teníamos que llevar los vestidos, calzados y tocados; no hacía falta ir con modelos pero yo fui con puse como condición ir con Nadia Rap, de Winifreda. Participar en esos eventos ayuda y por eso me llamaron para este año», contó.

Fashion Week.
Madrid Bridal Fashion Week se realizó a partir del 6 hasta el 9 de septiembre, de forma virtual desde Madrid y los 35 diseñadores a nivel nacional e internacional no tuvieron que pagar para participar, como sucede en otras ediciones. El listado de diseñadores incluyó personas de Estados Unidos, Francia, Italia, España, Turquía. «De Argentina habremos sido 8», agregó Espíndola.
La pampeana fue invitada al evento hace tres meses pero a un mes del gran día decidió que sí iba a participar. «Me costó hasta último momento para decidirme porque los diseñadores estábamos muy parados por la pandemia. Me reinventé, fui buscando lo que tenía. Salió una colección preciosa que me encantó hacer, todo a pulmón», aseguró. «Mi hija me ayudó a rellenar el formulario porque era online», agregó.
Para formar parte de Fashion Week, la colección que se presenta es exclusiva, «no debía haber nada parecido en ninguna plataforma». «Tenía que ser exclusivo y que todo esté acorde, también tenía mucha presión porque representaba a Santa Rosa y La Pampa, tenía que quedar bien», expresó.
Además, debía enviar fotografías donde se visualicen los bocetos de los diseños y de las chicas con los vestidos para la prensa nacional e internacional. Por ello convocó a modelos que ya conocía: Nadia Rap oriunda de Winifreda, Camila Silveti de General Pico, Milagros Mauro de Santa Rosa, Cindi del Sol de Victorica, Nicoele Rodríguez residente de General Acha e Ileana Larregui Armani de La Maruja. «La confección la hice yo sola y lo importante era llamar la atención con la colección», explicó.

Parque Luro.
A pesar de algunos contratiempos por la pandemia, el video para presentar la colección se grabó en la Reserva Provincial Parque Luro. «Desde Casa de Gobierno nos facilitaron todo para que podamos llevar adelante el proyecto», contó.
La grabación se realizó el 16 de agosto. Espíndola ya tenía todo organizado cuando el encargado de los videos y fotografías, Javi Tomasso de Eduardo Castex, debió ser aislado el sábado a la noche por Covid-19. «Me llamó desesperado de que no podía venir. Tenía que buscar a alguien urgente en medio día, que se ponga la camiseta y que pueda trabajar gratis», señaló.
«Vanesa Santander me hizo las fotos; ella vino un día a comprarme un barbijo, me contó que sacaba fotos, así que la llamé. Gerardo Morán me hizo el video. El domingo a la tarde fueron al Parque Luro para ver las locaciones donde se iba a grabar. Y ese lunes se llevó a cabo con mucho viento, pero quedó muy lindo porque las plumas de los vestidos volaban y se veía el caserón detrás» agregó.

«Esencia».
La colección, denominada «Esencia», se estrenó el miércoles 8 a las 12 por el canal de Youtube de la organización. Ese nombre fue elegido porque se inspiró en las mujeres de la actualidad. «Mujeres modernas, que demuestran que cada una conserva su esencia única. Se enfrentan al mundo con fortaleza y fragilidad, lo que las hace fuertes e invencibles a lo que se propongan», explicó.
Espíndola aseguró que participar en este evento fue una inversión costosa pero que también «es un mimo al alma». «Estoy a la altura de diseñadores europeos. Pero no estoy a la altura de las texturas europeas, como las que hay en Francia donde tuve la oportunidad de tocarlas y son únicas. Acá no se consiguen pero si llegaran, el acabado de las prendas serían espectaculares. Aunque no me puedo quejar porque estuvimos a la altura, y me admiro porque pude hacerlo y salió lindo», comentó.
Para finalizar, Espíndola dijo que participar de estos eventos le permite estar atenta a lo nuevo, porque las chicas actualmente no miran las revistas nacionales, sino que buscan en internet modelos de otros países. «Te abre la mente hablar con otras personas, para que uno pueda estar a la altura. Siempre hay que estar un pasito más arriba porque eso ayuda un montón», completó.

«La pandemia fue terrible».

Según Espíndola, la «época de pandemia fue terrible. Tuve que dejar mi local de Pío XII y Venezuela; lo banqué un año y cuando se terminaron los recursos, lo tuve que dejar. Así que acondicioné mi casa para trasladar el local acá», contó. Al estar prohibidas las fiestas de egresados o casamientos, la diseñadora comenzó con la venta de cubrebocas. «No es un trabajo reconocido, solo nos buscan cuando nos necesitan para un evento, por eso siempre trabajamos por el boca a boca», señaló. «Poco a poco estamos retomando, recién el año que viene vamos a trabajar bien, no normalmente pero un poco mejor».