Inicio La Pampa A Luis Bertone lo bajó el jefe

A Luis Bertone lo bajó el jefe

LO LLAMARON FRIGERIO, QUINTANA Y LUCAS APARICIO

«Quiero contarles que hace minutos, y a pedido de Francisco Quintana, Rogelio Frigerio y Lucas Aparicio, he decidido declinar mi candidatura a diputado nacional en pos de un acuerdo más amplio en el país entre la UCR y el PRO», escribió minutos antes de la medianoche del sábado Luis Bertone. El funcionario nacional era uno de los cuadros del PRO pampeano que se había lanzado a la carrera por la diputación nacional.
De los dirigentes del PRO nacional el tercero no es tan conocido como sí lo son el ex vicejefe de Gabinete y el actual ministro del Interior, pero es justamente el que está por encima de Bertone en el organigrama del Ministerio de Producción y Trabajo que conduce Dante Sica. El macrista pampeano es el Director Regional para la Patagonia de la Secretaría de Trabajo de la Nación y Aparicio es su superior, pues desde enero fue designado al frente de la Secretaría nacional en reemplazo del cuestionado Jorge Triaca (h).

En las redes.
Tanto Bertone como el diputado provincial Maximiliano Aliaga eligieron las redes sociales para expresarse de cara a los afiliados de los distintos partidos que integran el frente Todos por el Cambio, sobre todo aquellos que les dieron los avales necesarios para inscribir las precandidaturas que finalmente no fueron tales.
«Creo que teníamos serias chances de ganar, pero no puedo desoír los intereses del presidente ni poner mis objetivos por encima de los del gobierno nacional. Agradezco todos los llamados de apoyo y aliento que he recibido en las últimas horas. Esta es una construcción que recién comienza», añadió Bertone.
El funcionario, uno de los de perfil más alto en las redes sociales, cerró su posteo con un mensaje de respaldo a los candidatos que fueron elegidos en el acuerdo cerrado minutos antes de las 0 horas del domingo: «Mañana mismo empezamos a apoyar la candidatura de mi amigo Martín Berhongaray, a quien felicito por haber logrado consenso dentro de su partido. Exitos y adelante que sí se puede».
Bertone es un empresario nacido en Rancul, propietario de cotos de caza y del Hotel Calfucurá. En los días previos a la definición de la lista había manifestado que él era quien podía representar a los votantes del presidente de la Nación Mauricio Macri y se había diferenciado del radicalismo al cual no le perdona sus críticas a la gestión del actual mandatario nacional.

Campo afuera.
«Nuevamente me ha tocado dar un paso al costado para que las cosas nos vayan mejor. Y así lo volví a hacer. Exitos a los ungidos», sostuvo horas después el diputado provincial de Propuesta Federal Maximiliano Aliaga. El legislador completó el mensaje con un agradecimiento: «Gracias a los 360 ciudadanos afiliados, muchos a la UCR, que me avalaron y que creyeron en que yo podría ser una opción distinta al ‘statu quo’ de las últimas cuatro décadas en la provincia. Buenas noches».
Aliaga finalizará su mandato como diputado provincial el 9 de diciembre. A principios de año, cuando cerró la conformación de las listas para los cargos provinciales, el PRO ya lo había marginado de la posibilidad de una reelección, situación que también lo llevó entonces a dejar expresado su malestar. Desde entonces, había profundizado su idea de recorrer la provincia juntando avales para una candidatura a diputado nacional que también quedó trunca.
Su militancia en el PRO se gestó en el año 2008, al calor de las protestas de productores rurales contra la Resolución 125 que impulsaba la entonces presidenta de la Nación, Cristina Fernández. Por esos días fue uno de los manifestantes más activos de la denominada Carpa Verde, que se montó frente a la planta frigorífica de Carnes Pampeanas.

Con 28 bancas en juego.
Tras presentar candidatura ayer, Luis Bertone recibió llamados de Casa Rosada y finalmente se retiró de la contienda electoral. El planteo que recibió el director Regional para la Patagonia de Trabajo de la Nación fue que existe un acuerdo nacional entre el PRO, el radicalismo y la Coalición Cívica, en donde cada partido debía respetar aquellas bancas que otra fuerza ponía en juego. En el caso de La Pampa, desde Casa Rosada reconocieron que la candidatura le correspondía a la UCR, debido a que la banca a renovar era la del actual diputado Daniel Kroneberger.
A su vez, el propio Francisco Quintana, secretario general del PRO, argumentó que cualquier otra lista que se presentara en la provincia traería problemas dentro de la fuerza porque a nivel nacional el PRO debe renovar 28 diputados nacionales, mientras que el radicalismo solo 16. Entonces, si Bertone insistía en su candidatura, el radicalismo podía romper el acuerdo en otras provincias en donde el PRO tenía mucho más para perder.