A prisión por lesiones

AGRESION A UNA MUJER

El juez de control de Santa Rosa, Nicolás Casagrande Lorences, condenó a Joaquín Pablo Llovio a la pena de un mes de prisión de cumplimiento efectivo, como autor del delito de lesiones leves y le impuso como regla de conducta la prohibición de mantener contacto con la víctima y acercarse a menos de 200 metros de su domicilio.
El caso se definió a través de un acuerdo de juicio abreviado convenido entre la fiscala María Cecilia Martiní, el defensor particular Gastón Gómez y el propio imputado, un empleado municipal de 33 años que aceptó la sanción y reconoció la autoría del hecho.
El hecho se registró el 23 de febrero pasado, a la mañana, cuando Llovio agredió a una mujer “con un palo de madera de 1,10 metros, que poseía cinco clavos de seis centímetros sobresalidos, cuatro trozos de alambre oxidado sin punta y un hierro con punta de 18 centímetros en uno de los extremos”. Además, le dio “un golpe de puño en el rostro (…) provocándole escoriaciones en la región palmar de la mano derecha y limitación de apertura bucal por dolor”. Ello ocurrió cuando la víctima le estaba reclamando que se retirara de un inmueble que, según la denunciante, el acusado había ocupado ilegalmente.