Inicio La Pampa Abogada denunció penalmente a fiscal

Abogada denunció penalmente a fiscal

La abogada castense Marcela Rita Chaves presentó ayer, en el Ministerio Publico Fiscal (MPF) de Santa Rosa, una denuncia por «lesiones leves agravadas con medidas de violencia de género» al fiscal de Eduardo Castex, Sebastián Mendiara. La ex asesora legal de la Municipalidad castense acusó al funcionario judicial por delitos a los artículos 89, 92 y 80 inciso 11 del Codigo Penal de la Nación y Ley Nacional 26.485. La denunciante reveló que aportó como pruebas el certificado médico emitido en la Guardia Médica del Hospital «Pablo F. Lacoste», las grabaciones de los incidentes que habrían ocurrido en el interior del edificio judicial de Eduardo Castex y capturas de imágenes de conversaciones de WhattsApp, entre otros elementos.
Chaves presentó la denuncia ayer en la Unidad de Atención Primaria del MPF, donde fue atendida por la fiscal adjunta Natalia Urruti. Ahí se realizó el acta donde se inició «la investigación preliminar con mis datos y los datos de Mendiata», relató anoche la abogada castense.
«La prueba que adjunto son un certificado medico emitido por el hospital público, una nota dirigida al Hospital donde pido una copia del libro de guardias donde consta que me atendieron en la Guardia y pido la custodia de ese libro, y además un informe psicológico y un pendrive con los audios y capturas de pantallas de conversaciones de WhatsApp», transmitió al cronista de LA ARENA.
Posteriormente, presentó y envió copias de la denuncia al Consejo de la Magistratura de La Pampa, al Superior Tribunal de Justicia de La Pampa, al Colegio de Abogados y Procuradores de La Pampa, a la Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA) y al Colegio de Magistrados y Funcionarios Judiciales de La Pampa.
«En calidad de denunciante adjunte la notificación con copia fiel de la denuncia penal que presente ante la Unidad de Atención Primaria del Ministerio Público Fiscal de La Pampa», explicó.

Sorprendida.
Chaves explicó que en la denuncia que presentó ante el MPF en Santa Rosa solamente relató «los hechos» que reveló en la edición dominical de LA ARENA, aunque en este caso «con más especificidad porque tenemos que incorporar circunstancias de tiempo y lugar». «En su momento ampliare la denuncia e incorporare más información», anticipó.
La entrevistada reconoció que le sorprendió que el MPF no haya actuado de oficio cuando reveló en esta hoja la supuesta agresión que habría sufrido por parte del fiscal Sebastián Mendiara.
«Saliendo del carácter de abogada, porque acá no soy damnificada sino que soy víctima, en algún punto me llama la atención que no hayan actuado de oficio, porque es un hecho de gravedad institucional muy importante», admitió. «Pero si el requerimiento era presentar la denuncia formal, ya está la denuncia formal para que accionen o la tiren en un canasto», dijo.
A su vez, destacó que recibió «mucha solidaridad» de sus colegas, pero lamentó que hasta el momento «no tuve contacto con el Colegio de Abogados y ahora les envié una copia de la denuncia a los meros efectos comunicativos».

El relato de Chaves.
La abogada Marcela Rita Chaves relató que habría sido agredida físicamente por el fiscal de Eduardo Castex, Sebastián Mendiara, en el interior de la Fiscalía castense. Las versiones cruzadas indican que la letrada supuestamente habría sido agredida por el fiscal y la secretaria del organismo judicial habría intentado borrar la grabación de una charla en el interior del edificio judicial; mientras que el fiscal argumentó que Chaves lo tomó de la corbata y él intentó tranquilizarla.
El escándalo se desencadenó por el caos de un automovilista demorado en esta localidad, que iba con su hija, de 2 años, desde la ciudad de La Banda hacia Carmen de Patagones, y un juzgado santiagueño emitió una resolución cuando el conductor ya había iniciado el viaje hacia la ciudad sureña.
Chaves en el relato periodístico indicó que sufrió reiteradas “agresiones verbales” por parte de Mendiara. El lunes 25 tuvieron un encuentro y el martes 26 se habrían desencadenado las agresiones.
“Grabé una charla con la secretaria y después de las 9 horas llega el fiscal y me dice que le deje de romper los huevos”, narró. “Estábamos escritorio de por medio y a los empujones me saca el teléfono y se lo entrega a la
secretaria. Me agarra de los hombros, me levanta y me lleva a una oficinita que tiene la Fiscalía al fondo. Empecé a los gritos. La secretaria cuando termina de intentar borrar la grabación volvió, pregunta qué pasa y empecé a gritar”, dijo Chaves.