Aborto no punible: ampliaron práctica a todos los hospitales

EL GOBIERNO DE LA PAMPA MODIFICO RESOLUCION "RESTRICTIVA"

El subsecretario de Salud confirmó que todos los centros asistenciales pampeanos podrán realizar los abortos no punibles, y no solamente los de Nivel 4, lo que permitió “ampliar la accesibilidad” a las prácticas en los casos establecidos dentro de la ley.
La totalidad de los centros asistenciales sanitarios de la provincia podrán realizar abortos no punibles, dependiendo de la complejidad de cada caso, dentro de los límites establecidos por la ley vigente, a partir de la reciente modificación de la resolución ministerial realizada por el gobierno de La Pampa, quedando en sintonía con el protocolo nacional.
El subsecretario de Salud pampeano, Gustavo Vera, aclaró ayer que con la modificación se alcanza un mayor grado de accesibilidad en la práctica del aborto no punible en La Pampa, ya que hasta el momento podía realizarse solamente en los centros de Nivel 4 de complejidad, una cuestión totalmente restrictiva en los procedimientos.
El funcionario explicó que “se ha cambiado la resolución ministerial porque tenía algunos temas de accesibilidad al sistema” para la realización del aborto no punible y “se amplió ahora a todos los sectores de salud, porque la norma mencionaba que la práctica se podía hacer en los hospitales de Nivel 4 de complejidad”.
“Nuestro sistema provincial de salud tiene diversos niveles de complejidad, y el protocolo reducía el acceso a la práctica del aborto no punible a algunos hospitales. Entonces si aparece ahora un caso en una localidad que tiene los profesionales adecuados para el cuadro médico, se puede trabajar, siempre dentro de los casos que establece la ley”, dijo.
El protocolo pampeano, que estableció en el año 2012 el ex gobernador Oscar Jorge, tras un pedido de la Corte Suprema de Justicia de la Nación a todos los distritos, indicaba que las prácticas de abortos no punibles se podían realizar solamente en Santa Rosa, General Pico, Realicó, General Acha, Intendente Alvear, Eduardo Castex y Victorica.
Ahora, con la modificación de la resolución ministerial, la cuestión se amplía a todos los centros asistenciales pampeanos, que estarán habilitados para realizar las intervenciones, siempre dependiendo del caso y de la complejidad en la internación. Vera dijo que “por ejemplo, ahora está llegando una ginecóloga y un anestesista a General Acha, y se va a permitir la intervención”.
Siguiendo en esa línea, el subsecretario de Salud manifestó que así el protocolo pampeano “dificultaba el acceso” a las interrupciones legales de embarazo y que “también había otra restricción que hacía referencia a la edad en 18 años, y se establecieron los cambios correspondientes, en sintonía con las modificaciones del Código Civil”.
Antes de conocerse los cambios señalados por Vera, un informe publicado recientemente por la organización Amnistía Internacional estableció que la provincia de La Pampa, al igual que Salta, Córdoba, Buenos Aires, Río Negro, Neuquén y Ciudad Autónoma de Buenos Aires, son “jurisdicciones que dificultan el acceso al aborto seguro”.

Objeción de conciencia.

El funcionario advirtió que “la objeción de conciencia se respeta pero es personal e individual de un profesional” porque “un servicio de salud no puede tener objeción de conciencia”, ya que forma parte del Estado pampeano que debe garantizar el derecho de las mujeres al aborto no punible, sin establecer tiempo del embarazo.
Además, advirtió que los profesionales tienen “la obligación de atender al paciente” y que en caso de ser objetores de conciencia, “deben buscar los medios para que otro médico practique el aborto”.
Los procedimientos, aclaró Vera, se realizan bajo las consideraciones del artículo 86 del Código Penal de la Nación, cuando corre riego la vida de la mujer y cuando el embarazo es producto de una violencia sobre una mujer con discapacidad mental. En 2012, con el fallo “FAL”, la Corte Suprema de Justicia de la Nación precisó que el aborto es no punible en violaciones y que no es necesario recurrir a la justicia para la práctica.
El subsecretario también fue consultado sobre la declaración de objeción de conciencia presentada por la jefa de Tocoginecología del hospital “Lucio Molas” de Santa Rosa, Carolina Illanes. “No tenemos conocimiento de alguna presentación de la profesional, pero si lo hizo buscaremos alternativas” para garantizar el derecho sobre el aborto no punible, aseguró.
Además, manifestó que “algunos profesionales terminaron la residencia” y señaló que en el “Molas se estaba formando un cuello de botella, porque un caso de baja complejidad que podía ser resuelto en otro centro asistencial, tenía que ser derivado a Santa Rosa”.
A partir de la modificación de la resolución 656/12 del Ministerio de Salud, señaló el subsecretario Vera, la provincia de La Pampa “queda en sintonía con el protocolo nacional que estudiamos y analizamos” para introducir los cambios.
Sobre la presentación de Illanes, una fuente consultada por este medio señaló que está relacionada “con diversas presiones y la falta de protección de estamentos oficiales; no se sentía protegida, no tenía contención desde el punto de vista legal”, aunque Vera aclaró que todavía Salud Pública no está en conocimiento de la situación.
Por otra parte, el Foro Pampeano por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito saldría en las próximas horas con un comunicado de prensa para plantear su postura con respecto a esta situación, de acuerdo a lo informado por voceras del espacio que reclama por la despenalización del aborto.