Inicio La Pampa Abramo busca desarrollar un polo productivo

Abramo busca desarrollar un polo productivo

PLANTA MUNICIPAL FAENA 2.000 POLLOS MENSUALES

Casi el 90 por ciento de la carne de pollo que consume La Pampa proviene de otras provincias, porque aquí careceos de suficientes plantas habilitadas para faenar y comercializar aves. Una de las pocas está en Abramo y es un emprendimiento municipal donde trabajan doce personas y se procesan 2.000 animales por mes. Con la pretensión de desarrollar un polo avícola, y ampliar el negocio, esta comuna de 370 habitantes proyecta ahora incorporar un área de trozado y envasado.
«Abastecemos al pueblo y también a Bernasconi, San Martín, Jacinto Arauz, Guatraché. El frigorífico se inauguró en 2013 para mejorar la economía municipal y generar una fuente de trabajo». Dos personas están encargadas de criar los pollitos BB «que adquirimos a Alejandro Ravelli, de General Pico» cuenta el intendente, Julio Clemant.
Por ahora, la planta solo comercializa pollos enteros. Para incorporar el Ciclo 2 (trozado y envasado) que sumaría valor a la producción y generaría nuevos empleos, se requiere «una inversión importante, destinada a emplazar una sala de desposte. Teníamos previsto concretar el proyecto durante esta gestión, pero la pandemia retrasó un poco los planes».
El portero intendente.
El frigorífico no es el único espacio productivo aquí. El intendente resalta la instalación de «La Rebelde», bodega de Mauro Gavina que elabora los vinos «Antojos», y anuncia que podría sumarse «una fábrica de pañales. Hay personas interesadas que se acercaron porque necesitan un predio para instalarse».
Clemant llegó a la función pública en 2003, al ser electo concejal. Hasta entonces era «el portero de la Escuela Hogar N° 86 «Luisa V. Lucero», donde ya acredita 29 años de antigüedad. Nacido en Bernasconi, llegó a Abramo en 1986 y aquí formó su familia: «un pueblo tranquilo y ordenado, sin desocupación, cuyo municipio está enfocado en mejorar la calidad de vida» de la población.
Mientras prepara la entrega de seis viviendas del Plan Mi Casa, proyecta cuatro más para 2022. También cedieron «terrenos municipales para que cinco familias puedan construir su vivienda» y pronto iniciarán una edificación para los programas Ayelén y Cumelén, «con financiación parcial de Argentina Hace, en el predio donde funciona la pileta municipal. Serán 600 metros cuadrados e incluirá dos oficinas para el PAMI». El presupuesto total alcanza a 11 millones de pesos y se hará con mano de obra local.
Clement considera importante haber gestionado también «el cajero automático y una farmacia, dos cosas muy necesarias que no teníamos», y dice que espera ver concretada «la conectividad para todo el pueblo. El 8 de julio me reuní con el ministro Antonio Curciarello y nos confirmó que la obra está proyectada y costará 8 millones».
Pero el portero intendente guarda un sueño aún más ambicioso para este pueblo: «espero poder asfaltar todas las calles que faltan, algo más de dos kilómetros, lo que permitiría completar con pavimento» todo el centro urbano de Bernasconi. «Es difícil, pero no imposible, si ya estamos haciendo el cordón cuneta» concluye.