Inicio La Pampa Abren plan de retiros voluntarios

Abren plan de retiros voluntarios

CAIDA DE VENTAS DURANTE LA PANDEMIA EN HIPERTEHUELCHE

La sucursal local de Hipertehueche presentó a sus empleados un programa de retiros voluntarios y los convocó a negociar la finalización de su contrato laboral, con el fin de reducir su planta de personal para enfrentar la caída en las ventas por la pandemia y la profundización de una crisis que golpea a la cadena santacruceña desde hace varios años.
La firma del empresario macrista Eduardo Costa, actual senador nacional, se especializa en la venta de materiales y artículos para la construcción. Cuenta con 16 sucursales en distintas ciudades del sur del país y entre sus accionistas figura también la diputada Mariana Zuvic (JxC). En Santa Rosa inauguró su local en 2005 con unos 80 trabajadores pero cuatro años después redujo la plantilla a 60 y actualmente mantiene 33 empleados.
Autoridades sindicales comentaron que varios trabajadores acudieron esta semana al Centro Empleados de Comercio para consultar sobre el monto indemnizatorio que les correspondería según su categoría y antigüedad, y tener así una base sobre la cual negociar con la empresa. Según Rodrigo Genoni, secretario Gremial del CEC, «si bien la firma argumenta que se redujo el mercado durante la pandemia, no planean a cerrar la sucursal de nuestra ciudad». Explicó que el gerente local, Juan Avila le informó al sindicato que «la empresa pretende desprenderse de los empleados con mayor antigüedad» y reconoció que «la incertidumbre generada por la pandemia, la desconfianza en las autoridades políticas y la retracción del consumo están afectando seriamente a la actividad».

Grave crisis.
Hace unos días, un informe del CEC reveló que se perdieron 217 puestos de trabajo registrado en Santa Roasa y Toay, en los cuatro primeros meses del año. «Con Hipertehuelche ya tuvimos muchas audiencias laborales porque arrastra una larga crisis» agregó Genoni, y recordó que el último conflicto ocurrió a finales del año pasado «por falta de pago del aguinaldo a algunos trabajadores».
Otra cadena con serios problemas es Garbarino. «Vendieron la empresa a Carlos Rosales (dueño de Radio Continental) pero le fue peor porque se perdieron muchos puestos de trabajo y actualmente atraviesa graves problemas. Hemos enviado cartas documento a la empresa y estamos alertas para garantizar los derechos del personal». Genoni recordó que «cuando abrió, Garbarino tenía diez empleados pero ese número ya se redujo a la mitad».