Inicio La Pampa Abuelo condenado a 10 años de prisión

Abuelo condenado a 10 años de prisión

GENERAL PICO: ABUSO SEXUALMENTE DE DOS DE SUS NIETAS MENORES DE EDAD

El juez de audiencia Carlos Federico Pellegrino, de la Segunda Circunscripción Judicial de La Pampa con asiento en esta ciudad, condenó ayer a diez años de prisión a un hombre que abusó sexualmente de dos de sus nietas menores de edad. El imputado, un empleado municipal de una vecina localidad del oeste bonaerense, de 63 años de edad, fue condenado por los delitos de «abuso sexual con acceso carnal, agravado por el vínculo, como delito continuado» y «abuso sexual simple, agravado por el vínculo».
Los hechos salieron a la luz cuando la menor de las damnificadas le contó a su madre, quien creyó enseguida en sus dichos, porque durante su infancia ella había también fue abusada por su padre, el mismo hombre que abusó en el último tiempo de las dos menores. La mayor de las hermanas damnificadas, al conocer los hechos que padeció su hermana, también dio cuenta de haber sido abusada, mediante tocamientos, por su abuelo materno.
Los hechos denunciados se debatieron en un juicio oral que se desarrolló los días 24, 25 y 26. En la causa intervino el fiscal Luciano Rebechi y el defensor particular Mariano Sánchez.

Testimonios.
Durante el debate, declaró la denunciante (hija del imputado y madre de las damnificadas), quien dio cuenta que su hija menor, a partir de este hecho tuvo «un cambio muy grande» y le costó seguir el colegio.
También declaró el padre de las niñas abusadas, la pareja actual de la denunciante, tres hijos del imputado y su actual pareja. También testificaron las psicólogas Natalia Rescala y Adriana Piras, que entrevistaron a las menores en Cámara Gesell, y el médico Forense. Rubén Bocchio.
Durante los alegatos de clausura, el fiscal pidió que se lo condenara por los delitos de «abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo, por haber sido cometido por un ascendiente en carácter de delito continuado»; y «abuso sexual simple agravado por el vínculo, en perjuicio de la otra víctima». Por ello pidió una condena de 12 años de prisión. El defensor solicitó la absolución por aplicación del beneficio de la duda.

Argumentos.
El juez acreditó que el imputado abusó sexualmente de sus dos nietas, y coincidió con las figuras penales propuestas por la Fiscalía.
«Es posible establecer la existencia de los hechos denunciados, la autoría de los mismos por parte del imputado, determinando su responsabilidad penal, con la consecuente imposición de pena. En el presente legajo, durante una discusión con su madre, la menor pudo expresar que había sido víctima de violación por parte de su abuelo materno. Como su madre, también había resultado víctima -durante su niñez- de abuso sexual por parte de su padre. Sin mayores indagaciones, realizó la correspondiente denuncia», indicó Pellegrino.
En el inicio de la investigación, «la hermana mayor, pudo expresarle a su madre que ella también había resultado víctima de ataques sexuales por parte de su abuelo. Motivo por el cual, la madre, realizó una nueva denuncia».
Además dio cuenta que la madre misma «ha sido víctima de abuso sexual por parte de su padre, desde que tenía tan solo cuatro años de edad, hasta los 13, sin que su madre le creyera o hiciera algo para ayudarla, así también conocía que su hermana había sido víctima de ataques sexuales del mismo victimario», marcó.
«Encuentro acreditados los hechos denunciados, alcanzando el grado de certeza requerida para producir sentencia condenatoria. Los hechos (más de diez) ocurrieron con mucha antelación a la fecha de revisión médica, por ello no se hallaron lesiones físicas al momento del examen médico de la niña», agregó.
Por último, el magistrado subrayó que «el hecho de ser el abuelo materno, no puede ser dejado de lado, porque gozaba de la confianza que la figura presupone, de protección y cuidado de las menores y no de resultar el agresor, que aprovechándose de esas circunstancias, utilizaba a las niñas para saciar sus apetencias sexuales».