Inicio La Pampa Abusó siete años de la hija de su pareja

Abusó siete años de la hija de su pareja

PIDEN SEIS AÑOS DE CARCEL

Un grave caso de abuso sexual se conoció ayer en esta ciudad: un hombre sometió a abusos a una niña durante siete años. Se trata de la pareja de la madre de la menor y para quien el Ministerio Público Fiscal pidió una pena de seis años de cárcel.
Durante tres jornadas de audiencia de debate, el fiscal Walter Antonio Martos, perteneciente a la fiscalía de Violencia Familiar y de Género, acusó al hombre de ser el autor del delito de abuso sexual.
Martos solicitó que se lo condene como autor material del delito de abuso sexual en su figura básica por ser la víctima menor de 13 años al momento del inicio de los abusos y agravado por haber sido cometido contra una menor de 18 años. También, por haber aprovechado la situación de convivencia preexistente entra víctima y victimario.
Asimismo, el representante del Ministerio Público Fiscal pidió al juez de audiencia Andrés Aníbal Olié que se le imponga la pena de 6 años de prisión al acusado y que sea ingresado al Registro de Procedimiento y Notificación de Antecedentes de Condenados por Delitos Contra la Integridad Sexual (Racis).
Los agravantes que tuvo en consideración Martos al momento de solicitar la pena fueron: la edad, ya que el agresor es una persona considerablemente mayor en relación a la víctima. Las circunstancias de tiempo, modo y comisión porque el imputado aprovechó la situación de vulnerabilidad de la niña, el entorno nulo de protección dentro del núcleo familiar y la facilidad que daba compartir la misma vivienda.
También tuvo en cuenta el contexto donde se cometieron los abusos, donde no solo era victimizada, sino que también era sometida a violencia psicológica y física. Finalmente, las graves e irreparables consecuencias sociales y familiares y la reiteración de los hechos.
El agresor, mediante tocamientos y golpes, abusó sexualmente de una joven durante siete años. La menor sufrió estos ataques durante el tiempo que convivió en la misma casa que el imputado, ya que era la pareja de su mamá.