Inicio La Pampa "Acá todos estuvimos vigilanteados"

«Acá todos estuvimos vigilanteados»

ESPIONAJE DE LA AFI EN LA PAMPA

El vicegobernador de la provincia Mariano Fernández, consideró «todos los argentinos hemos sido espiados», al ser consultado por los casos de espionaje durante el gobierno de Macri, que salieron a la luz en el último tiempo, y que involucran Alan Ruiz, ex funcionario de Juan Carlos Tierno en el ministerio de Seguridad. En ese sentido, Fernández señaló que «acá hemos estado no vigilados, sino ‘vigilanteados’ todos».
«Conforme a la información que uno tiene, y a como ha manejado los servicios de inteligencia el ex presidente Macri, creo que hemos sido espiados todos los argentinos, y todos los pampeanos, quienes teníamos responsabilidades institucionales también», señaló, y agregó que «por supuesto no me consta, sino me constituiría en querellante. Es un hecho bochornoso para la democracia argentina».
El vicegobernador dijo que «los servicios de inteligencia, tienen que trabajar con el gobierno para combatir el narcotráfico y otras enfermedades endémicas que tiene la sociedad, pero lo que ha hecho el gobierno anterior, es único, porque hemos sido espiados toda la sociedad, sobre quienes tenemos responsabilidades políticas e institucionales».
«Esa es la información que uno maneja, donde han sido espiados dirigentes serios, jueces, discales, dirigentes políticos, sindicalistas, periodistas, incluso propios del partido de Macri, es una perversidad total, casi lindante con una patología, de perseguir, espiar, de fisgón como dice Aníbal Fernández, nada que ver un con un trabajo serio y responsable, que tiene hacer un servicio de inteligencia, en resguardo del Estado nacional, y de los habitantes».

Que caigan.
El presidente de la Cámara de Diputados agregó que espera «que caigan los responsables, sean quienes sean, y que se deslinden las responsabilidades a aquellos que no las tuvieron. Creo que han operado en todo el país, si acá hablamos del caso del diputado Espartaco Marín, del senador Marino, creo que acá hemos estado no vigilados, sino ‘vigilanteados’ todos».
«El servicio de inteligencia tiene un entramado muy difícil de desatar. Tiene que haber un trabajo exhaustivo de la justicia, para saber como era el entramado que se realizaba en Capital, Gran Buenos Aires y las provincias», asimismo señaló que «todo indica que este señor Alan Ruiz, de acuerdo a la información que uno maneja, tenía una responsabilidad directa, y no tengo dudas de que estaba ordenado desde más arriba».

No lo conozco.
Respecto de Ruiz, el vicegobernador dijo que «gracias a Dios no lo conozco, no se si él haya tenido contacto indirecto conmigo, si me habrán puesto algo, pero la verdad es que no lo vi nunca».
«Nadie tiene una logística, o un poderío como el que tenía este servicio, si no hay una orden de más arriba». Asimismo, Fernández señaló no saber si Ruiz llegó al gobierno de la mano de Tierno, pero dijo que seguramente «esto será motivo de investigación».
«Es vital para la democracia que se investigue hasta las últimas consecuencias y obviamente se condene a los responsables. Al servicio penitenciario, al Banco Central, se espiaba a todos realmente. Esperemos que la justicia actué rápidamente, porque preocupa la fuga de algunos que puede pasar. Si no se condena a los responsables como corresponde, va a seguir la democracia en peligro», concluyó.

«Un ciudadano ilustre»
El vicegobernador aprovechó el encuentro con la prensa para recordar al poeta Edgar Morisoli. «Es un triste momento, recién me enteré de la pérdida de un ciudadano ilustre, como don Edgar. Vayan mis condolencias a toda la familia, y especialmente a Juan Pablo, con quien tuve la oportunidad de compartir y de nutrirme cuando fue diputado provincial», señaló Mariano Fernández.
«No todo el mundo sabe que don Edgar era agrimensor, y a mis 18 años le pedí trabajo. Nos tomó en ese momento a mí, al ingeniero agrónomo Hipperdinger, a Mario Fiorucci, y Edgar estaba a cargo de medir las calles para posteriormente poner asfalto. Nosotros lo hacíamos renegar mucho», agregó.
Finalmente, Fernández dijo que «don Edgar era una persona muy querida, que además de ser un hombre de las letras, peleó mucho por los recursos naturales, fue realmente un ciudadano ilustre, y fundamentalmente buena gente. Creo que seguramente va a tener el reconocimiento y homenaje de la sociedad pampeana que se merece».