“Acercaron importante cantidad de denuncias”

PREADJUDICACION DE 400 VIVIENDAS

(General Pico) – Cerca de medio centenar de inscriptos en el listado de preadjudicaciones del IPAV (Instituto Provincial Autárquico de la Vivienda), se manifestó ayer a la mañana en las afueras del Club Ferro Carril Oeste, donde personal y funcionarios provinciales atendían a algunos de los beneficiarios de las 400 casas sociales que serán entregadas en los próximos meses en el Barrio Federal.
Los manifestantes cortaron la calle en la esquina de 102 y 17 de esta ciudad, y les entregaron a responsables del organismo, documentación y denuncias sobre presuntas irregularidades que notaron en la asignación de las viviendas.
Un grupo de vecinos, en su mayoría mujeres, continuó con su reclamo que iniciaron una vez que se conoció el listado de beneficiarios. El martes a la tarde se habían manifestado frente al domicilio de Jorge Tébes, titular del IPAV, y en horas de la noche acamparon frente al Palacio Municipal.
En el marco de la protesta aseguraron que algunos de los beneficiarios no dan con los requisitos que exige el organismo. En este sentido dijeron que algunos de ellos no cumplen con la residencia exigida y que otros ya tienen otras propiedades o automóviles último modelo. Desde el IPAV, el martes habían anticipado que se van a tomar 10 ó 15 días para que el departamento legal conteste las denuncias.

Denuncias recibidas.
El gerente de adjudicación del organismo provincial de la vivienda, Rogelio Schanton, aseguró que se materializó un número importante de denuncias a través de la policía, y que se las analizará para brindarles hoy, un panorama de lo revisado.
“Acercaron una importante cantidad de denuncias y vamos a tratar de revisarlas sin tener una respuesta final. La realidad es que esto lo hace el departamento de abogados y les vamos a dar una información mañana (por hoy) sobre estas denuncias. Luego veremos cuáles son las que prosperan y cuáles no”, señaló.
A su vez remarcó que la denuncia que “sigue adelante”, son sobre “aquellas personas que no están en la localidad y aquellas que puedan tener alguna otra propiedad”.
En su reclamo, las mujeres aseguran que habría 150 adjudicaciones incorrectas, y reclaman que esas viviendas se lleven a sorteo con el listado de inscriptos que se tomó que se tomó para esta ocasión.
Sobre ello, Rogelio Schanton subrayó que el departamento legal “es el que baja o sube a alguien de la lista”, la cual se hace en base a una reglamentación establecida.
“Ellas piden que pongamos los 1.400 inscriptos y hagamos un sorteo con todos esos nombres y salga quien salga, pero el IPAV tiene una reglamentación para entregar las viviendas que consta de las fechas de residencia, de las fechas de inscripción, de la cantidad de hijos, del informe social, y entonces eso te va dando un puntaje y es como realmente se adjudica una casa”, sostuvo.

Nerviosismo.
Por último manifestó que en esta oportunidad el nervioso es mayor, entre las familias que no resultaron beneficiadas, dado que sería la última tanda de viviendas que llegaría de Nación.
“Eso también trae una preocupación muy grande en la gente. Habría que preguntarle al presidente (Mauricio Macri) cuando se va a acordar de las casas sociales para La Pampa y para todo el país”, finalizó el funcionario.