Inicio La Pampa Achense fue condenado a siete meses de prisión

Achense fue condenado a siete meses de prisión

ABUSO Y VIOLACION DE CUARENTENA

GENERAL ACHA – La sentencia fue dictada en el marco del acuerdo de juicio abreviado oportunamente presentado por el fiscal Raúl Miguez Martin, el defensor oficial sustituto Claudio Martínez Sabio y el propio imputado de 24 años. En primer término, la pena fue de seis meses de prisión de efectivo cumplimiento, pero esta fue unificada con otra anterior, por lo que el condenado deberá cumplir una pena única de siete meses.
La condena que pesaba en su contra, y hubiese agotado el 3 de septiembre de este año, era de tres años de prisión en suspenso. Fue dictada el 11 de septiembre de 2015.

Cuarentena.
El 25 de marzo, a media tarde, el joven fue sorprendido en calle Sarmiento -entre Paunero y Alsina- junto a otra persona, en momentos que fue a comprar bebidas alcohólicas en al menos tres oportunidades en un comercio ubicado en esa cuadra, al sureste de la ciudad.
En la última oportunidad fueron observados por personal policial, al salir del local, momento en que efectuaron gestos corporales, incitando a reñir a los uniformados, al mismo tiempo que se alteraron e insultaron al personal policial, forcejeando con ellos con intención de agredirlos», dice el fallo. Todo ello se dio en un contexto donde otros dos hombres intentaron impedir la detención y arrojaron piedras; y su compañero le pateaba el rostro a un efectivo. Este último recibió el beneficio de la suspensión de proceso a prueba, y tendrá que cumplir diferentes reglas de conductas por el plazo de un año. Accedió a esta salida alternativa, porque no tenía antecedentes penales.

Desobediencia.
También debió responder por el hecho registrado el 15 de mayo, a la noche, cuando se pidió presencia policial en General Paz y Buodo, ya que dos hombres estarían intentando abrir un auto. Una vez allí, dos sujetos se escaparon, de los cuales uno ingresó a una vivienda, pero fue observado por otros dos policías que estaban patrullando por el lugar. Cuando fue descubierto en el dormitorio, quiso salir, pero fue detenido.
En ambas situaciones, el joven estaba en la vía pública sin encontrarse dentro de las situaciones de excepción fijadas en el marco del aislamiento social, preventivo y obligatorio, informaron fuentes oficiales.

Abuso.
También se probó que en momentos en que estaba en el complejo deportivo municipal «Luis Vitali», le realizó tocamientos a una menor de 13 años.
Con relación a la unificación de penas, se informó que el 7 de octubre de 2016 -un año después de recibir la condena a tres años en suspenso- se dispuso no computarle ese plazo transcurrido porque el joven incumplió con las reglas de conducta. A su vez, el 15 de junio de 2017 la Unidad de Abordaje, Supervisión y Orientación de personas en conflicto con la ley penal informó que no pudo iniciar la supervisión requerida porque el imputado nunca se presentó. Además, el 4 de octubre de ese año, el Juzgado de Ejecución Penal de Santa Rosa, le revocó la condicionalidad de la pena, ordenó que sea efectiva -luego quedó bajo el régimen de libertad condicional- y por eso practicó un nuevo cómputo que caduca el 3 de septiembre.
Freigedo, resolvió a su vez, que una vez que la sentencia quede firme, deberá ser comunicada al Registro de Procedimiento y Notificación de Antecedentes de Condenados por Delitos contra la Integridad Sexual para que los datos del condenado queden asentados allí.