miércoles, 27 octubre 2021
Inicio La Pampa "Acierto político y económico"

«Acierto político y económico»

DIRECTOR DEL CEPA DIJO QUE ACUERDO PERMITIRA CRECIMIENTO

El director del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), Hernán Letcher, aseguró que el acuerdo por la deuda con los tres grupos de bonistas es un «acierto político y económico» del gobierno nacional. Si bien sostuvo que hasta 2024 no se logrará juntar las divisas para encarar los vencimientos, el acuerdo permitirá que el país recupere un «sendero de crecimiento».
Tras ocho meses de ardua negociación entre el ministro de Economía, Martín Guzmán, y los representantes de los tres grupos de acreedores, el pasado 5 de agosto el gobierno anunció el acuerdo para reestructurar 66 mil millones de dólares, cuyos vencimientos comenzarán a regir desde 2024.
«Creemos que es un acierto económico y político porque el gobierno logró imponer su cursa aplanada de vencimientos que no sólo le permite ahorrar cerca de 40 mil millones de dólares sino que descomprime el frente de vencimientos de los próximos años», consideró el titular del CEPA en declaraciones a Radio Noticias.
A su vez, el economista aseguró que la postergación de vencimientos le permitirá a la Argentina entrar en un proceso de crecimiento de la economía. «El acuerdo liberó al país de la necesidad de acceder a dólares para pagar la deuda, es decir que los dólares que se generen en vez de destinarlos al pago de créditos se podrá destinar al desarrollo de insumos industriales, lo que le permite al país entrar en un sendero de crecimiento», dijo Letcher.

-¿Pero se llegará a juntar las divisas para pagar en 2024?
-Creo que de acá a ese año no se va a juntar la plata probablemente, pero eso no es un problema. Supongamos que en 2024 uno mira para atrás y ve que se repitió lo mismo que en los cuatro años de gobierno de Mauricio Macri, o sea, una retracción económica del 5%. En ese escenario, los acreedores van a decir que al país le va mal económicamente y exigirán que les paguemos en peores condiciones que ahora. En cambio, supongamos que hoy producimos 100 unidades de algún producto y en cuatro años 130. Ahí, el acreedor va a decir que al país le está yendo bien y lo volverá a financiar.

-¿Y eso no genera dependencia del país con los acreedores?
-No. Hay que partir de la base de que el endeudamiento no es ni bueno ni malo, eso solo depende del uso que le doy. Además, la deuda se mide en relación al Producto Bruto Interno (PBI); de hecho, una característica diferente a la negociaciones de 2005 o 2010, ahora hubo quita de capital. Habitualmente, para analizar el nivel de endeudamiento se hace un ratio de stock de capital sobre PBI, y cuando recortas capital baja el PBI, por eso se ve un desendeudamiento significativo. En esas negociaciones anteriores Argentina no pagó el resto de la deuda y siguió acumulando hasta hoy pero logró ensanchar el denominador y relación cayó de manera estrepitosa. Como es quita de capital de ahora no va a haber proceso de desendeudamiento, pero se van a diluir deudas en proceso de crecimiento.

-El ex ministro de Economía Alfonso Prat Gay criticó el acuerdo y dijo que podría haber sido mejor. ¿Es correcta la lectura?
-A ver, es paradójico lo que dijo porque unos días antes que asumiera Alberto Fernández lo fueron a ver los acreedores y le ofrecieron acordar por 93 dólares cada 100 de deuda, muy lejos de los 54 acordados. El 10 de diciembre se podría haber presentado el acuerdo en esos niveles. Sin embargo se extendió la negociación en el tiempo por la inflexibilidad que tuvieron acreedores y la Argentina lo supo administrar bien. Ecuador, la referencia que tomó Prat Gay, acordó por 59/100 dólares, por arriba de Argentina. Entonces no se si lo dijo porque no estudia o porque le ponen un micrófono y habla. Me parece improbable un arreglo por menor precio.

El 2021 será un año bueno.
Respecto de si el 2021 será un año mejor que el 2020, atravesado por la pandemia, Letcher aseguró que «indefectiblemente si lo será porque éste es el peor momento, abril también fue un mes terrible porque el efecto de la pandemia fue fenomenal en todos los indicadores». Además, dijo que es necesario potenciar el índice de consumo ya que eso tendrá un impacto favorable en la economía interna. «Quizás hasta haya un proceso de recuperación más rápido que lo que creemos y es necesario apuntalar el consumo ya que sería una ingenuidad no hacerlo en este escenario».