Acusado de narco, absuelto por un abuso

CASTENSE ESTA DETENIDO SINDICADO COMO "CABECILLA" DE LA "BANDA DEL GALLO"

(Eduardo Castex) – Un castense que actualmente se encuentra detenido en una causa por tráfico de drogas, fue absuelto por “el beneficio de la duda” en una causa por abuso sexual con acceso carnal a una mujer -de aproximadamente 30 años- en el año 2015.
La resolución del juez de audiencia de Santa Rosa, Andrés Olié, se conoció la semana pasada, y en el trámite judicial el fiscal Andrés Torino había solicitado 10 años de prisión para el castense y la absolución para el otro implicado, mientras que el defensor oficial Juan José Hermúa también adhirió al requerimiento y había solicitado una prisión para el presunto partícipe, por entender que su intervención fue indispensable para que se cometiera el ilícito.
El absuelto está detenido desde el sábado 9 de este mes, cuando fue detenido en un procedimiento antidrogas en Eduardo Castex. Está sospechado de ser “el cabecilla” de la denominada “banda del Gallo”, quien trasladaba drogas desde Buenos Aires hasta Eduardo Castex, donde la acopiaban y después la trasladaban hacia la ciudad de Santa Rosa, relataron fuentes policiales. Además, estuvo preso en San Luis por causas de estafas en la compra y venta de vehículos.

Juicio oral.
El narco detenido recientemente fue absuelto, por el beneficio de la duda, en un juicio oral donde había sido acusado de abuso sexual, aprovechándose que la víctima se hallaba privada de sentido y no pudo consentir libremente la acción, con acceso carnal gravemente ultrajante por las circunstancias de realización, en calidad de autor. También fue absuelto otro imputado, en su condición de partícipe necesario del delito.
El fallo fue dictado hace unos días por el juez de audiencia santarroseño, Andrés Olié. El fiscal Andrés Torino había pedido 10 años de prisión para el castense actualmente detenido por una causa de drogas y la absolución del segundo imputado; mientras que el defensor oficial Juan José Hermúa, actuando como querellante particular en representación de la víctima, una mujer de más de 30 años, había adherido al requerimiento y solicitado una pena de prisión para el presunto partícipe, por entender que su intervención fue indispensable para que se cometiera el ilícito. El defensor del imputado, Gastón Gómez, alegó por su absolución, al señalar que se trató de un acto “consentido y voluntario”.
El juez Olié resolvió en ese sentido por entender que, más allá de que todos los participantes de la reunión -incluidos los acusados y la víctima- reconocieron haber ingerido bebidas alcohólicas en cantidades importantes y que se hallaban en estado de ebriedad; las pruebas incorporadas al expediente no permitieron arribar a una conclusión definitiva acerca de cuál había sido el grado de intoxicación alcohólica de la mujer, ni tampoco si ese estado implicó una disminución de su conciencia que le impidiera comprender el alcance del acto sexual cumplido.
La teoría de la fiscalía había sido que el castense, en el departamento del otro imputado, aprovechó -en el hecho cometido en 2015- la pérdida o trastorno de conciencia de la víctima para someterla sexualmente.

Una mujer quedó en libertad
El castense se encuentra detenido en la causa del procedimiento denominado policialmente “Castex Verde”, cuando lo sorprendieron durante la madrugada -del sábado 9- bajando de un VW Vento más de 11 kilos de marihuana en una vivienda ubicada sobre la calle Eva Perón al 400. El procedimiento incluyó allanamientos en Eduardo Castex y Santa Rosa. Inicialmente hubo cinco detenidos y un sexto implicado.
Trascendió que una mujer detenida -que sería actualmente pareja del sospechado “cabecilla”- fue liberada porque tienen una bebé de pocos meses. El operativo fue el mayor golpe al narcotráfico en esta localidad, y los efectivos policiales secuestraron 11,328 kilogramos de marihuana, 78 gramos de cocaína -parte dosificada-, 84.354 pesos, 360 euros, 1.701 dólares, un VW Vento y un Toyota Etios, tres armas de fuego -una carabina calibre 22, una escopeta y un pistolón-, tres balanzas de precisión y 10 celulares.
Los detenidos -el lunes 11- prestaron declaración “vía videoconferencia” ante el juez Federal Walter López Da Silva, donde solamente uno de los detenidos hizo uso de la palabra. El juez subrogante ahora tiene 10 días hábiles para determinar el procesamiento y prisión preventiva o una prisión preventiva en libertad para los detenidos, quienes están imputados en la causa por delito a la Ley 23737, que prevé como agravante del delito de narcotráfico.
Los acusados están comprometidos judicialmente: “La asociación ilícita por la cantidad de personas involucradas, el organizador y financiador de la banda, la cantidad de sustancia secuestrada”.
“El principal investigado no tiene una actividad laboral, y de esta maneta financia su vida de manera bastante ostentoso o sin precariedades”, explicaron fuentes policiales.