Acusan a personal de la requisa por agresiones

UNIDAD 4

La situación de los detenidos pampeanos en las cárceles locales es monitoreada por Ejecución Penal. En los últimos días se ha venido hablando de agresiones a internos, pero no hay información oficial.
“No fueron los celadores que están todos los días, sino los de la requisa”, acusó la voz de un interno de la Colonia Penal U.4, al precisar cuál sería el personal carcelario que podría haber actuado con apremios y agresiones contra los presos.
Hace un par de días se informó que dos internos de la Colonia Penal de Santa Rosa habían denunciado haber recibido una golpiza por parte del personal uniformado del Servicio Penitenciario Nacional.
Según dijeron los sucesos se habrían producido esta misma semana, y un detenido manifestó haber sufrido lesiones en sus muñecas, las piernas y el estómago. Los intentos de este diario para hablar con alguna autoridad penitenciaria fueron vanos, y de esa manera no se pudo obtener la versión oficial de lo que verdaderamente puede haber pasado.

Sin datos.
Consultada la oficina de Ejecución Penal, Alejandro Osio manifestó no tener datos sobre lo que pudo haber sucedido, y aclaró que el seguimiento que hace desde aquella dependencia oficial es sobre la situación de los presos pampeanos que, como se sabe, constituyen sólo un tercio de la población del penal.
No obstante esta aclaración, cabe decir que uno de los que llamó a la redacción de LA ARENA se identificó como un detenido de 42 años de General Pico, que explicó lo que estaría sucediendo. Indicó que se encuentra alojado en el pabellón “1 Alto” -donde hay 37 condenados por delitos contra la propiedad-, y que integrantes de la seguridad interna del Penal lo habrían “torturado durante tres días seguidos. Nos amenazaron con ‘bajar las escopetas’, y el domingo la siguieron: apagan las cámaras (de video) y reprimen”, aseguró.
Sostuvo que las agresiones “son porque sí. Porque vienen a requisar y cualquier cosa ya es motivo suficiente para golpearnos. Por el momento no se va a tomar ninguna medida de fuerza, no vamos a amotinarnos, pero queremos que paren de agredirnos y por eso lo queremos hacer público”.
Después de eso fue un interno de Santa Rosa, también condenado, del mismo Pabellón, que dijo haber sido víctima de las mismas agresiones que su compañero: “La seguridad interna nos reprime, vienen a hacer las requisas y reprimen. Estoy tratando que me atiendan desde Procuración o que me atienda mi juez de Ejecución, pero acá te retienen los documentos y si denunciás a alguien te toman de punto”, afirmó.

¿Hay denuncias? ¿dónde están?
La pregunta es si las denuncias que efectúan llegan a Ejecución Penal, porque aquí informan que no tienen conocimiento de lo que estaría sucediendo. Sin dudas un motivo como para que las autoridades judiciales se lleguen hasta la Colonia Penal, y constaten si es verdad que algo así está ocurriendo.
Desde Ejecución Penal se le dijo a este diario que podría ser que se tratara de presos que llegan desde otros destinos, sobre los cuales la Justicia provincial no tendría jurisdicción.
Por otra parte, en alguna red social se está diciendo que se están trasladando “compulsivamente” internos desde Ezeiza a la U.4 de La Pampa, y que podrían ser objeto de vejámenes.
Lo cierto es que alguien tendrá que salir a informar fehacientemente si algo está pasando, si alguien oculta información; o qué es lo que verdaderamente sucede.