Acusan a pumas pampeanos por una matanza de 60 corderos

EN UN CAMPO DE PRINGLES

El hallazgo se produjo el jueves en un establecimiento rural próximo a la localidad del sur bonaerense de Coronel Pringles. Allí el propietario del campo se encontró con unos 60 corderos sin vida. Todos presentaban similares características, entre las que se destacó el aplastamiento de las cabezas de los animales, aunque los cuerpos estaban intactos. Según publicaron medios locales un veterinario arribó al campo para observar lo ocurrido y brindar un panorama al damnificado. En este sentido se indicó que el especialista le atribuyó el ataque a los pumas, que curiosamente se habrían establecido en esa zona de la provincia vecina luego de huir de los incendios producidos en el sudeste de La Pampa y en el oeste de Buenos Aires. La matanza le ocasionó al productor una pérdida económica que ronda los 80 mil pesos.

Ataque.
Conforme a lo indicado por fuentes locales, y que luego replicaron medios dedicados a las noticias agropecuarias, el hecho se produjo en un establecimiento rural ubicado en las cercanías de la Escuela Nº 21 de San Manuel, propiedad de Carlos Romanelli.
El hallazgo desconsolador fue el jueves cuando el productor arribó a su campo y se encontró con 60 corderos muertos. Al lugar arribó un médico veterinario que indicó que los ejemplares “quedaron con las cabezas prácticamente aplastadas, pero con los cuerpos casi intactos”. Respecto al ataque, el especialista indicó que se produjo durante la noche y estimó que estos animales (los pumas) llegaron a la zona escapando de sitios en los que meses atrás se produjeron importantes incendios, como Sierra de la Ventana y algunos lugares de La Pampa.
Por otra parte se insistió con que estos ataques han comenzado a ser frecuentes en esa zonas, y en este marco productores optaron por otras herramientas como por ejemplo, el uso de perros protectores de ganado, como los de raza Pastor de Maremma.

Es posible.
Un especialista en fauna consultado por LA ARENA indicó que “es lógico y posible” que los animales se desplacen por los incendios u otra catástrofe climática, puesto que “la fauna no tiene fronteras”. Así mismo sostuvo -sin intenciones de entrar en disputa- que era “osado” asegurar que los pumas que atacaron a esos corderos fueran “pampeanos” (como se lo afirmó en la nota) ya que en la zona de Sierra de la Ventana hubo incendios y también predomina esa especie.