Inicio La Pampa Adiós a Rosario Bléfari, una artista inquieta

Adiós a Rosario Bléfari, una artista inquieta

La escritora, cantante y actriz Rosario Bléfari falleció ayer en Santa Rosa. La artista tenía 54 años y desde hace un tiempo luchaba contra el cáncer. Desde el área de Servicios Sociales de la Cooperativa Popular de Electricidad confirmaron a LA ARENA que ayer se le dio sepultura en el cementerio local y que no realizaron velatorio debido a la pandemia de coronavirus.
Bléfari, que vivía en Buenos Aires, estaba desde hace un tiempo en la provincia ya que había venido a visitar a su padre (es oriundo de Rosario pero vivía en Santa Rosa). La artista nació en Mar del Plata en 1965 y su madre es oriunda de Luan Toro, por lo tanto su vínculo con La Pampa era muy cercano. Estaba internada en el hospital Molas y el viernes pasado había sido trasladada al hospital Evita.
«Yo creo que los paisajes están entretejidos de muchas maneras. Lo más evidente es que yo siento disponibles muchos espacios y climas como escenografías y como proveedores de imágenes. A veces se necesita cierta referencia para contar el modo en que algo existe o se comporta y entonces aparecen esos soportes, analogías, especificidades, pero de todas maneras no es tan fácil, hay que buscarlas y podría aprovecharlas mucho más, pero eso es parte del trabajo del escribir que no es solo escribir el texto final sino que consiste en ejercitar la observación, la memoria activa, la anotación», explicó la escritora el año pasado en una entrevista brindada a LA ARENA.

Fases.
Bléfari se destacó en múltiples espacios artísticos. Además de escribir, fue actriz y compositora. Dentro del «indie» (rock independiente nacional) es considerada un «emblema» y su banda más reconocida fue el grupo de rock alternativo Suárez, con el que debutó en 1989 en el bar Bolivia de San Telmo. Luego, formó parte de las bandas Sué Mon Mont y Los Mundos Posibles para dar lugar a una rica carrera solista y editar cinco álbumes.
Rosario destacó en la nota que dio a LA ARENA, en el marcó del «Mitín de poesía» que se realizó el año pasado en el Museo Olga Orozco, que tenía distintos momentos para desarrollar sus fases artísticas.
«Tengo momentos. Escribir me encanta y hacer canciones también pero a veces no estoy tanto en modo compositora sino más en intérprete», había explicado.
También destacó que su «gran amor» era el cine. Su interpretación más relevante llegó en la película ‘Silvia Prieto’, de Martín Rejtman. También participó de varias películas, telefilms, obras de teatro y performances con algunos directores como Raúl de la Torre, María Luisa Bemberg, y Albertina Carri, entre otros. Editó tres libros de poemas, numerosos artículos y ensayos en revistas y diarios.

Libros.
Sobre su acercamiento a la lectura y escritura, Bléfari recordó en ese momento, que solía pasar mucho tiempo en cama cuando era niña debido a que se enfermaba seguido de anginas. «No había televisión y mi papá me traía del centro libros de cuentos, historietas, que eran lo usual en esos tiempos en la literatura juvenil». Y detalló que lo que más la impacto en ese momento fue Horacio Quiroga.
«La verdad es que recuerdo la relación con la escritura desde el momento que aprendí a escribir», había afirmado Rosario. «La lectura nos permite descubrir que podemos llegar a disfrutar u odiar esos textos, porque nos pueden aburrir o llevar a otro mundo, dejarnos inmersos en un clima, hacernos enterar de algo que no sabíamos o nos pueden enojar, hacer disentir, confundir, incluso expulsarnos por no entenderlos, muchas veces por cómo están escritos», describió.

Escritora.
También recordó que luego de ese primer acercamiento con la lectura y escritura, llegó el oficio de escribir. «Yo escribo para todo, para registrar cosas, para trabajar, para proyectar, para las relaciones afectivas (puedo pedir disculpas, declarar mi amor, pedir un consejo, reclamar algo), para hacer canciones, cuentos o poemas».

Su familia está en cuarentena
Silvio Tejada, integrante de la Asociación Pampeana de Escritores, contó ayer en Radio Noticias que la pareja y la hija de Rosario Bléfari se encuentran en Santa Rosa realizando la cuarentena correspondiente debido a que ingresaron desde Buenos Aires. «Fabio, su compañero, está junto a su hija en un hotel haciendo la cuarentena para después poder salir para realizar su duelo. No alcanzaron a estar con ella», lamentó Tejada al revelar un hecho triste en medio del dolor por la partida de Rosario.