sábado, 26 septiembre 2020
Inicio La Pampa Administradores detenidos

Administradores detenidos

Un hombre y una mujer fueron demorados por administrar dos grupos de Whatsapp que se utilizaban para informar sobre la ubicación de los controles policiales que se desarrollaban en Santa Rosa para poder eludirlos y violar la cuarentena obligatoria.
Tal como lo había anticipado LA ARENA en su edición de ayer, el Ministerio Público Fiscal estaba investigando los grupos de Whatsapp ante la posibilidad de que se utilicen para transmitir información y evitar de esta manera los controles policiales, que se realizan en distintos puntos para hacer cumplir el aislamiento social preventivo y obligatorio.
En ese sentido, habían anticipado que el objetivo era preventivo y lo que se buscaba era «desalentar todas estas actividades que lo único que hacen es obstaculizar el control que hace la policía justamente para detectar las violaciones al aislamiento».
Finalmente, y según informaron fuentes judiciales a LA ARENA, ayer por la mañana se llevaron a cabo dos allanamientos en forma simultanea, encabezados por los fiscales Walter Martos y Oscar Cazenave, y en conjunto con la Brigada de Investigaciones de la UR-I. «Los procedimientos tuvieron por finalidad desbaratar los grupos de WhatsApp», señalaron, los cuales funcionaban en Santa Rosa y tenían por objetivo «informar sobre los controles policiales».
De esta manera, los integrantes podían «eludir los controles y violar la cuarentena dispuesta por el Poder Ejecutivo Nacional, a raíz de la pandemia por coronavirus».

Dos grupos.
Con las investigaciones realizadas por el Ministerio Público Fiscal, la Brigada de Investigaciones y la División de Telecomunicaciones se logró determinar la existencia de dos grupos de estas características. De esta manera, indicaron que uno de ellos se denominaba «Info Corona V» y estaba administrado, según informaron desde el MPF, por Juan Quevedo, «quien era el administrador y era una de las personas que brindaba esta información».
El otro grupo estaba administrado por una mujer, Pamela Castro, y se llamaba «¿Dónde están los zorros?». En este último caso, a raíz de que el día anterior había circulado que se estaban investigando a estos grupos, la administradora «decidió cerrar el grupo» e «impedir que todo el resto de las personas que lo integraban pudieran brindar información».
Sin embargo, «siendo ella la única que puede publicar en el grupo, envió un mensaje a los integrantes del mismo para que, por privado, le envíen información sobre los controles policiales y que ella se encargaría de avisarles a todos» para que pudieran evitarlos, señalaron.

Allanamientos.
Con la información obtenida durante la investigación, se tomó la decisión de realizar dos allanamientos. Uno de ellos se llevó a cabo en la calle Nicolino Locche, del barrio Procrear, donde se detuvo a Quevedo. El segundo procedimiento se realizó, de manera simultánea, en la calle Catriel Norte del barrio Obreros de la Construcción, donde se demoró a Castro.
Según precisaron a este diario, tras los procedimientos «ambas personas fueron detenidas, y se les va a iniciar una investigación judicial por infracción al artículo 205 y 239 del Código Penal, y al Decreto de Necesidad y Urgencia dictado por el Ejecutivo Nacional, adherido por la Provincia». Posteriormente, tras ser notificados, recuperaron la libertad.
Finalmente, indicaron que en los allanamientos se secuestraron los bienes informáticos que eran utilizados por los sospechosos, entre ellos celulares, tablets y notebooks.