El Atuel otra vez sin agua

CARA OCULTA DE LA OBRA

A pesar de la resistencia del Gobierno mendocino, la empresa privada contratada por el Gobierno nacional colocó las dos nuevas estaciones automáticas destinadas a monitorear -de forma permanente- el caudal del río Atuel en territorio pampeano. Se encuentran ubicadas en Algarrobo del Aguila y en Paso Maroma, dos sitios en los que el río en este momento está seco. “Ahora vamos a tener una visión sobre cómo se comporta el río en su transcurso hasta antes de desembocar en el río Salado”, aseguró Gastón Buss, director de Políticas Hídricas de la Provincia.

“Con estos dos nuevos puntos de medición en Algarrobo y Paso Maroma, ahora vamos a tener una visión sobre cómo se comporta el río en todo su transcurso hasta, es decir que ahora se podrá saber fehacientemente cuánta agua hay en el momento del ingreso del Atuel a La Pampa, a medio trayecto y antes de unirse al Salado Chadileuvú”, explicó Buss, quien precisó que así se incluirá también el sistema de lagunas y bañados que dependen del escurrimiento del Atuel.

A poco días de su colocación, por parte de la empresa Evarsa, las dos estaciones ya se encuentran en funcionamiento y enviaron los primeros datos. “Se pudo comprobar que no hay escurrimiento en ninguno de los tres puntos. Esta información es importante porque nos permite tener estadísticas sobre los periodos en donde no corre el agua y eso es fundamental a la hora de elaborar futuros reclamos”, planteó Buss.

En ese sentido, el director recordó que el río “está cortado desde el año 2007” cuando “por eventos ocasionales todo el recorrido del Atuel tuvo agua por sólo unos días”.

Negociaciones.
Estas dos nuevas estaciones de negociaciones fueron incluidas dentro del proceso de negociación que mantiene La Pampa, Mendoza y Nación, la cual fue dispuesta por la Suprema Corte de Justicia, y se suman a las dos estaciones que ya se habían chocado, una en la localidad mendocina de Carmensa y otra en el Puente de los Vinchuqueros.

“Una vez en funcionamiento, la mesa de negociación avanzó y ahí se decidió definir dos nuevos puntos de medición, donde el Gobierno pampeano planteó que era necesario instalar las estaciones en el tramo que tiene el río en nuestra provincia, que incluyen lagunas y bañados”, contó Buss, quien resaltó que es fundamental para recuperar a la zona del desastre ecológico provocado por el corte del Atuel.

Esta propuesta generó un fuerte malestar por parte de Mendoza, quien se opuso fervientemente al planteo pampeano ya que consideraba que sólo era necesario tener un seguimiento sobre el ingreso del Atuel en La Pampa y no sobre su trayecto. “Pero a Nación no le quedó otra que aceptar el pedido pampeano porque sabía que negar que el sistema de lagunas y bañados que hay sobre el río no era parte del Atuel era ilógico”, opinó el funcionario provincial.

Reclamo.
Consultado sobre cuáles son los pasos a seguir, Buss adelantó que se está trabajando en vías de la próxima reunión que tendrá La Pampa, Mendoza y Nación el próximo 20 de febrero, en el marco de la Comisión Interprovincial del Atuel Inferior (CIAI). “Aspiramos en elaborar un documento que aborde la eficiencia del riego mendocino, además de discutir sobre la ampliación de facultades que tiene esta entidad para así darle un carácter más fuerte y vinculante”, especificó el funcionario.

Rechazo.
El año pasado La Pampa rechazó la oferta de un caudal mínimo de 3,2 m3/s para solucionar el conflicto por el río Atuel con Mendoza y además de remarcar el impacto ambiental que ha generado la provincia cuyana, sostiene que para comenzar un proceso que revierta el daño el caudal mínimo fluviorcológico debería ser de 4,5 metros cúbicos.

“Da una vez más la razón a La Pampa”
“Lo que quedó demostrado en ese comunicado es lo que siempre sospechó el Gobierno de La Pampa, que el proyecto de Portezuelo del Viento incluye el trasvase del río Grande”, apuntó Javier Schlegel, secretario de Recursos Hídricos provincial, en referencia al polémico documento en donde los docentes de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) de San Rafael reconocieron que la represa dará un puntapié para un futuro trasvase.

El funcionario provincial aseguró que a la Asociación Gremial de la UTN “se les escapó la tortuga” y que “sin querer” están “sincerando” la “verdadera intención” que persigue la construcción de Portezuelo: el trasvase.

Por otro lado, conocido el comunicado de los docentes, al funcionario provincial le “llamó poderosamente la atención” como “las provincias de Buenos Aires y Río Negro no quieren ver la realidad”, ya que –de avanzar la represa– “sería catastrófico para el río Colorado, podría quedarse sin caudal”.

En este contexto, Schlegel planteó que en la próxima reunión del Comité Interjurisdiccional del Río Colorado (Coirco), La Pampa expresará su malestar sobre este comunicado y reforzará su postura sobre la problemática de la construcción de la presa.

Inviable.
Sobre Portezuelo, el funcionario reiteró que el proyecto “es inviable” en todos los sentidos ya que “no sirve para generar electricidad, para riego, para evitar crecidas o para abastecer de agua potable”.

Por otro lado, volvió a criticar el estudio de impacto ambiental que realizaron las universidades de La Plata y del Litoral, el cual Schlegel recordó que “aún no fue aprobado”. “Adolece de serios problemas, hicieron el estudio sin ir a la zona donde se construirá”, apuntó.