Inicio La Pampa Advierten que pueden cerrar las plantas de biodiésel

Advierten que pueden cerrar las plantas de biodiésel

EN LA PAMPA

El gerente general de Gente de La Pampa y director de la firma Energía Renovable SA (Enresa), Tomás Lorda, sostuvo que el proyecto de la nueva ley de biocombustibles establece una baja en el corte, no contempla el regionalismo y permite el ingreso al mercado de las grandes empresas. Por estos motivos, advirtió que para el sector sería «un golpe de gracia», el cual implicaría «la desaparición de las dos empresas» que están radicadas en La Pampa.
En los últimos días, trascendió que el diputado del Frente de Todos Máximo Kirchner estaba trabajando en un nuevo proyecto de ley para reemplazar la sancionada en 2006. En paralelo, la Cámara de Diputados de la Nación comenzó a debatir el proyecto de prórroga de la Ley de Promoción de Biocombustibles, que ya fue aprobado en el Senado debido a que el régimen actual caduca en mayo.
En ese marco, el titular de la firma de biocombustibles Enresa -radicada en Catriló- explicó que hay «muchos intereses» en juego. Desde su lugar como empresario pyme instalado en La Pampa, no tuvo dudas en apoyar «una prórroga de la ley que nos creó» y que permitió que se crearan «56 empresas, en su mayor parte pymes, diseminadas en todo el interior de la argentina. No podemos no apoyar la ley que nos creó».

Baja el corte.
Lorda remarcó que en el sector buscan una prórroga y explicó que en la ley actual «el corte está al 10%, que empezó en el 5%». En esa línea, su objetivo es que ese porcentaje suba cinco puntos. El objetivo es lograr un escenario con «menos petróleo, más biodiesel y más empresas pymes diseminadas por el interior del país».
Sin embargo, en base a los trascendidos, el proyecto de Kirchner «en vez de aumentar un 50% el volumen de biodiesel se termina reduciendo un 70%, porque si bien el proyecto que hemos visto habla del 5% del corte, la realidad es que deja la puerta abierta a bajarlo hasta el 3 si los precios no le convienen».
El empresario afirmó que las empresas del sector no fueron tenidas en cuenta hasta ahora para discutir el proyecto. «Esto fue todo muy rápido, en los últimos siete días surgió que había un proyecto nuevo, se empezaron a conocer algunos esbozos informales, pero de hecho todavía no hay un proyecto formal que haya ingresado a la Cámara. Desde ya que vamos a intentar participar en alguna negociación», explicó.
«Desde La Pampa, siendo empresarios pymes logramos acceder una vez a un funcionario que defina mientras que cualquier empresa petrolera o aceitera accede diariamente con un llamado telefónico. La carrera es muy despareja», cuestionó durante su participación en La Parte y El Todo, programa que se emite esta noche por CPEtv.

Mitos y una lucha desigual.
El sector de los biocombustibles enfrenta a dos grandes sectores. Por un lado están las aceiteras, que utilizan el mismo insumo, y por otro las petroleras que son las que están obligadas por ley a comprarle ese 10% de biodiesel para mezclar con el diesel o de bioetanol para mezclar con las naftas.
Uno de los argumentos para reducir el porcentaje del corte está asociado a que producen un incremento en los precios de los combustibles. Para Lorda, esto es «relativo» y en la práctica «nunca funcionó así» debido a que «cada vez que el biodiesel ha subido de precio lo utilizan como argumento para subir el surtidor», pero cuando «ha bajado de precio nunca vimos una baja en el surtidor».
«Acá tenés el sector petrolero, por eso me da mucho temor e incertidumbre esta ley. Porque el sector petrolero lo que quiere es que se baje el corte, porque en definitiva es una porción del mercado de ellos», señaló y recordó que «no existimos si no tenemos regulación del Estado».
En relación a las aceiteras, que es el proveedor, Lorda afirmó que «lo que quiere es ingresar a un mercado al que nunca ingresó, que es el mercado interno de biodiesel. Esta nueva ley, lo que estamos viendo, achica el corte y le da el pie a que por arriba de ese corte mínimo ingresen las aceiteras».

Una ley petrolera.
Lorda comentó que el lunes participó de la reunión informativa que se desarrolló en Diputados, donde expuso el secretario de Energía Darío Martínez. «Nos terminó de confirmar las preocupaciones que teníamos, de que va a haber una baja del corte, que no se habla de regionalismo, que se permite el ingreso de los grandes empresas», afirmó.
A su vez, señaló que el proyecto de ley para los biocombustibles «es muy petrolera y muy aceitera, si bien se habla de una ley pro-pymes lo que vemos es que no lo es». En ese sentido, el empresario advirtió que para La Pampa «podría ser la desaparición de las dos empresas».
Para Lorda, no es «nada favorable» el nuevo proyecto. «Vemos un riesgo muy importante en el nuevo proyecto que está dando vuelta. La ley anterior hablaba no solo de pymes sino también de regionalismo, era una ley que tenía un objetivo ambiental, de diversificación de matriz energética y de desarrollo territorial. Esta ley no habla de regionalismo, con lo cual las plantas pampeanas nos sentimos absolutamente en riesgo».
El empresario ve «con mucha preocupación» y se mostró expectante ante la posibilidad de poder participar en las definiciones. En ese sentido, comentó que están dialogando con los legisladores nacionales de La Pampa para intentar «terminar de entender la problemática, porque esto que cuento tiene menos de siete días que salió una nota en un diario y se empezaron a conocer algunas cosas el viernes pasado. Esto viene con un vértigo importante y eso también es lo que nos preocupa».

Un golpe de gracia.
Luego de sobrevivir a la gestión de Cambiemos y un 2020 signado por la pandemia, donde las plantas estuvieron paradas la mayor parte del año, Lorda advirtió que el sector se encuentra «muy complicado» y este nuevo proyecto «sería un golpe de gracia»
«Tenemos dos preocupaciones. Si esto es así y quedan las mismas empresas que quedan en el sector, pasaríamos a trabajar entre el 30 y el 50 % de la capacidad», explicó, lo que dificultaría mantener la estructura de la firma.
Por otro lado, insistió con que el proyecto de ley «no habla del regionalismo. Ahí es donde tenemos mucho temor, nosotros no pusimos una empresa que fuera pensada para competir, porque el Estado no nos pidió eso. Si hubiéramos puesto una empresa para competir, la hubiéramos localizado o cerca de la materia prima o cerca de nuestro cliente».
«Si luego que termina la promoción de la ley, el paso siguiente es romper el castillo de arena que armamos, la verdad que como país es una proyección bastante fea», concluyó.

¿Moreno tenía razón?
Consultado sobre el rol que jugó en su momento Guillermo Moreno como secretario de Comercio Interior para el sector de los biocombustibles, el director de la planta de biocombustibles de Catriló recordó una divertida anécdota. «Moreno nos ha dicho, me lo ha dicho a mi estando ahí, ‘cuando yo me vaya van a pedir que vuelva'». En ese sentido, Lorda reconoció que atravesaron momentos «en los que no pedimos que vuelva pero nos hemos acordado de la frase, eso sí».

Un año «nefasto»
El director de Enresa sostuvo que en 2020 cayeron las ventas un 56% y afirmó que «fue nefasto» para el sector, y «para nuestra empresa en particular también». A su vez, reveló que se incumplió con el corte de combustibles establecido por ley.
Lorda explicó que a los problemas arrastrados desde la gestión de Mauricio Macri se sumó el cambio de gobierno, que siempre «nos cuesta algunos meses hasta que las autoridades entienden la lógica» del sector, algo que se dificulta aún más porque los interlocutores vienen del mundo petrolero. Luego llegó la pandemia de coronavirus y por último, «que nos complicó aún más», se registró «la subida de los commodities cuando la pandemia empezó a aflojar un poco allá por octubre y noviembre».
Esto obligó a la planta radicada en Catriló a atravesar el año con la producción frenada, a excepción de únicamente dos meses. Durante ese período de tiempo, Lorda reveló que hubo «incumplimiento total de la ley». Si bien reconoció que «algún mes se pudo haber llegado al 10%», en la mayoría fue «cero, sin cortes. Ahora comenzó paulatinamente y no creo que en mayo lleguemos al 10% realmente».
En el mes de enero de este año, explicó, lograron cerrar un acuerdo con la Secretaría de Energía y establecer «un sendero de recuperación de precios hasta mayo, fue creciendo poco a poco el corte y aumentando el precio». Pero esto, advirtió, culmina en mayo cuando caduca la ley.