Inicio La Pampa Afiliados de la UCR de General Pico no quieren que vuelva Passo

Afiliados de la UCR de General Pico no quieren que vuelva Passo

REGRESO CON POLEMICA

Alrededor de medio centenar de afiliados a la UCR presentaron notas al presidente del Comité de General Pico en las que solicitan que no se acepte la reafiliación del ex diputado provincial y ex legislador nacional Juan Carlos Passo.
Como se informara la semana anterior, Passo en una conferencia de prensa salió a anunciar sus intenciones de regresar a las filas del centenario partido, e incluso de su pretensión de presentarse como candidato a senador nacional.
Lo cierto es que la noticia no cayó bien en muchos radicales, que interpretan que Juan Carlos Passo no los tuvo en cuenta ni los consultó al momento de tomar su decisión, aunque él mismo hubiera señalado que habló con varios dirigentes del partido para informarles.

No a Passo.
Después del anuncio de Passo a los periodistas la semana anterior, hubo voces que por lo bajo se refirieron a la voltereta del ex legislador. No dejaron de mencionar que integró una fórmula con el socialista Luis Solana que -según interpretan- habría conspirado contra las aspiraciones de la radical Gloria Cazanave, que por pocos votos no pudo llegar a ser diputada nacional. «En ese momento, en las elecciones de 2017, Passo favoreció al oficialismo y por eso el PJ pudo llevar a la Cámara Baja a dos de sus candidatos, Ariel Rauschenberger y Melina Delú. Faltaron los votos que tuvo Passo para que llegue Cazanave», evaluaron los radicales.
El miércoles último el afiliado José María Ansorena entregó en mano, al presidente del Comité de General Pico, Sergio González, una cantidad de notas de correligionarios que se niegan a aceptar la reafiliación de Passo.

«Un poco enojados».
¿Quién es Ansorena? Se trata de un docente -recientemente jubilado como vicerrector del colegio República del Salvador-, que se desempeñó como profesor de Ciencias Económicas. «Estudié en el Instituto Superior Juan XXIII de Bahía Blanca, y después ejercí la docencia en Pico», explicó. «Hoy en el partido soy uno de los cuatro convencionales nacionales, y convencional provincial, y nunca competí por cargos electivos», contó. Si lo hizo en la última interna partidaria que ganaron con Poly Altolaguirre, y que lo consagró Convencional Nacional.
«Sí, estamos un poco enojados», admitió sobre el posicionamiento que él y otros radicales de General Pico adoptaron ante el anuncio de Juan Carlos Passo. Agregó que los radicales piquenses estuvieron «analizando la situación, viendo qué rol ha cumplido Passo, y cuál es la razón por la que ahora quiere volver».

«Se fue dando un portazo».
Ansorena recordó que «se fue del partido dando un portazo, cuando había tenido la suerte y el privilegio de ser diputado provincial, diputado nacional y senador representando a la Unión Cívica Radical. Y no sólo eso, sino que cuando se fue alguna vez hizo declaraciones humillantes para el partido», completó.
Sobre la suerte que podrían correr las notas que presentaron dijo que las posibilidades podrían ser que el Comité piquense «rechace la afiliación de Passo, o derivarlas para que el tema sea considerado por el Comité Provincia».
José María Ansorena, consultado por LA ARENA sobre si responde a algunas de las líneas internas del radicalismo, contestó que «no me defino por ningún color». No obstante mencionó que comenzó su militancia en la lista Azul, «con Yiyi Consiglio, Claudio Pérez Martínez, Francisco Torroba, Pedro Salas y Hugo Pérez, entre otros». No obstante apuntó que hoy tiene «buena relación con todos los sectores. A mí lo que me interesa es el partido», enfatizó.
Finalmente se manifestó «a favor de un recambio generacional para que vengan nuevos dirigentes». Sobre la alianza con el PRO dijo que no está en desacuerdo, pero estimó que «resulta imprescindible que el radicalismo sea el nervio motor y no como ha sucedido hasta ahora. Y eso tanto a nivel nacional como provincial», concluyó.